Nicaragüense Jonathan Loáisiga y también hace seña

Pero el recurso más valioso que ha agregado a su repertorio ha sido su madurez, que se ve reflejada en la seriedad con que ha asumido su trabajo con los Yanquis de Nueva York.

Jonathan Loáisiga, prospecto nicaragüense firmado por los Yanquis de Nueva York. Foto ARCHIVO/OSCAR NAVARRETE

HOY

Un día después de haber mantenido a ras del piso a las Ardillas Voladoras de Richmond, la satisfacción del pistolero nicaragüense Jonathan Loáisiga era enorme.

El derecho capitalino desplegó un ejercicio de autoridad brutal, al extremo de dominar a 15 de 16 hombres que enfrentó, cruzándoles el tercer strike a ocho de ellos.

Loáisiga trabajó cinco entradas para un hit, que fue jonrón de Dylan Davis, en ruta a una victoria 8-1 con los Truenos de Trenton en la Liga del Este, nivel AA.

Sin embargo, la alegría pudo haber sido mayor si el pasado domingo se hubiera dado un movimiento que probablemente lo habría llevado a las Grandes Ligas.

Los Yanquis jugaron doble partido el lunes en Detroit, así que necesitaban un abridor más y aunque los neoyorquinos no revelaron nombre, se presume que era el nica.

Loáisiga pasó nueve días sin lanzar en Doble A y cuando al mánager de los Truenos, Jay Bell, se le preguntó al respecto, su respuesta aún sin ser clara, fue sugerente.

“Le hemos dado un poco más de tiempo libre, pero había el potencial de un movimiento en el sistema. Ustedes pueden leer entre líneas”, agregó el mentor.

El movimiento no se dio porque el domingo llovió en Baltimore. Así que el abridor de los Yanquis el domingo (Domingo Germán) estaba disponible para el doble juego del lunes.

De modo que Loáisiga volvió a la rotación de los Truenos este martes y laboró con mucha autoridad, como para indicar que sigue atento a cualquier seña desde arriba.

Cifras muy llamativas

Loáisiga, quien inició esta temporada en Clase A, registra marca de 3-0 y 3.13 en Doble A. Antes, había conseguido 3-0 y 1.35, en una demostración notable de dominio.

De manera que su global de 6-0 y 2.30, con 54 ponches y solo cuatro bases en 43 innings, certifican que el pinolero solo necesita una oportunidad para mostrar su material.

No se sabe cuándo podría ser llamado, pero dado que los Yanquis tienen en agenda varios dobles juegos pendientes debido a lluvias, es probable que lo suban muy pronto.

Más

Jonathan Loáisiga, de 23 años y con un repertorio eléctrico que incluye una recta de 96 millas, que a veces llega a 98, tiene también una devastadora curva y un notable cambio.

Pero el recurso más valioso que ha agregado a su repertorio ha sido su madurez, que se ve reflejada en la seriedad con que ha asumido su trabajo con los Yanquis de Nueva York.

...

Notas Relacionadas