Portada_Super_Banner_P_Section_1

Las acusaciones que la policía hace en contra de la supuesta banda Viper carecen de fundamentos

Muchas cosas no encajan en tales acusaciones, ¿Estamos ante otra mala novela del Gobierno? El Periódico HOY señala todas esas inconsistencias

Existen demasiadas inconsistencias en las acusaciones. HOY/Foto: Luis González

Managua

La Policía Nacional anunció el resultado de una serie de “investigaciones” con las que pretende demostrar la existencia de grupos delincuenciales, asesinos, criminales y narcotraficantes dentro de las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Sin embargo, fechas, nombres y hechos en las pesquisas de la institución no cuadran y son fácilmente cuestionadas por los familiares de los acusados, la gente en las calles y centenares en redes sociales. La institución, que ya carga con la complicidad de los asesinatos del régimen, sufre además una débil credibilidad.

1- Secuestran acusan, liberan y vuelven a acusar

Muchos aseguran que este señor se prestó al juego del Gobierno. HOY/Foto: internet

La Policía comunicó que el 31 de mayo había capturado a Cristhian Mendoza Fernández, alias Viper, así como a Andrew Salvador Úbeda Martínez y Katherin Ruiz López. Todos manifestantes universitarios e implicados “supuestamente” en variados delitos.

Días antes, sus familiares denunciaron que los habían secuestrado encapuchados armados. La Policía admite que los tiene, pero los vincula a una banda. El 4 de junio se confirma que Úbeda Martínez y Ruiz López fueron liberados. Al día siguiente, 5 de junio, la Policía acusa a Viper pero no explica la liberación de los demás, más bien menciona a nuevos implicados. ¿No es que los otros eran delincuentes?

2-¿Al juez primero y confiesa después?

La mayoría de delitos han caído directamente sobre este joven. HOY/Foto: Archivo

El martes 5 de junio en horas de la mañana, la Policía Nacional comunicó que Cristhian Mendoza Fernández, alias Viper, pertenece a una banda delincuencial que operó durante las protestas de abril y mayo.

Por la tarde, en otro comunicado televisado la Policía presentó de uno en uno a los integrantes de dicho grupo, entre ellos un mexicano, encargado de abastecerlos de armas y municiones y el director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), Félix Maradiaga, “el gran cabecilla”.

En la transmisión también se presentó un video en el que Viper contó a detalle cómo trabajaba dicha banda. En la mañana había sido presentado al juez.

3-Incriminado en coma, en hospital

La familia del joven aduce que este es inocente. HOY/cortesía

Según la Policía Nacional, Ezequiel Leiva es jefe de una pandilla del barrio 8 de Marzo y lo vincula de forma directa al crimen contra el ciudadano estadounidense-ecuatoriano Sixto Henry Vera, perpetrado la madrugada del 2 de junio.

Sin embargo, Gamaliel Leiva, padre del acusado, asegura que es imposible que esté vinculado con lo que se le imputa, puesto que desde el 28 de mayo la salud de su hijo se ve comprometida por un balazo que recibió en las inmediaciones de la UNI.

Ezequiel fue atendido primero en el Hospital Vivian Pellas, luego en el Hospital Bautista y por último hospital Salud Integral, donde fue internado en cuidados intensivos el 31 de mayo. El 3 de junio entró en coma.

4-Lo liberan y ahora lo llaman criminal

HOY/Foto: cortesía

Kenneth Israel Romero, alias Rasta, fue secuestrado junto a Cristhian Mendoza, alias Viper, el 26 de mayo a las 2:00 de la tarde en el barrio El Riguero. Resulta que tres días después, el Rasta fue liberado, no así el Viper. Según su familia, los policías que lo tenían lo golpearon y amenazaron para que se alejara y quedara callado.

Este martes 5 de junio, la misma Policía lo presentó como la mano derecha del Viper y su hombre de comunicación e informática. Si Kenneth era parte de la banda, ¿porqué la Policía lo liberó la semana pasada?

4-Un villano que trabajaba en el Gobierno

Foto: Cortesía

Cristhian Mendoza, alias Viper, fue secuestrado desde el 26 de mayo, pero la Policía aseguró que lo capturó el 31 de mayo cometiendo fechorías (no precisa en qué lugar lo atraparon). Fue presentado como uno de los líderes de una banda delincuencial, responsable de la crisis violenta que vive el país.

Foto: Cortesía

Sus familiares aducen que el joven ha sido manipulado y amenazado, por eso ha tenido que declarar un sinnúmero de mentiras. El Viper estudia cuarto año de Ingeniería en Sistemas en La American University (LAU) y trabajó para el Gobierno hasta el 17 de abril del 2018, como inspector de transporte terrestre en el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI).

Caso Gahona: “Otros chivos expiatorios”

Estos jóvenes han sido culpados del asesinato del periodista Ángel Gahona. HOY/Foto: archivo

La Fiscalía presentará próximamente una ampliación de pruebas contra Brandon Cristofer Lovo Tayler y Glen Abraham Slate, los dos acusados del asesinato del periodista de Bluefields, Ángel Gahona, quien recibió un disparo en la cabeza , el 21 de abril, mientras brindaba cobertura a las protestas contra las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) en Bluefields, en el Caribe Sur.

Lovo y Slate fueron capturados en Bluefields varios días después y trasladados hacia Managua para ser procesados por el crimen en los Juzgados capitalinos.

La Fiscalía en audiencia inicial, celebrada el 18 de mayo, ofreció pruebas testimoniales y periciales que se contradicen con los hechos narrados en la acusación. Por ejemplo, en la acusación dicen que presuntamente Brandon Lovo disparó el arma hechiza a una distancia de 69 metros contra la víctima Ángel Gahona, mientras el informe de Balística indica que el tirador al momento de realizar el disparo contra Gahona se encontraba a 74.90 metros de distancia, lo que pone más en duda el alcance de una arma hechiza o artesanal.

Otro detalle que deja en duda la distancia a la que supuestamente le dispararon al periodista son las declaraciones del comisionado Luis Valle Corea, jefe de la delegación policial de la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, quien aseguró que la Policía avanzó hacia la Alcaldía de Bluefields, mientras los manifestantes hacia el sur, a una distancia de 100 metros.

Mientras tanto la familia de Gahona ha dicho abiertamente que siguen considerando que los acusados no son los verdaderos responsables del crimen y que la Policía Nacional está “amañando” el proceso para inculpar a otros.

Familias repudian acusaciones policiales

Familiares de los jóvenes vinculados con la banda Viper, apoyarán a sus parientes ante todo. HOY/Foto: archivo

La zozobra y el enojo se ha apoderado de las familias de los jóvenes vinculados con la banda Viper, supuestamente descubierta por la Policía Nacional y presentada al público este 5 de junio.

En el caso de Cristian Mendoza, conocido como el Viper, Dennise Carrillo —su prima— asegura que su pariente es inocente de todo lo que se le acusa y que los operadores de justicia de Nicaragua están ciento por ciento “maleados”.

“Él obviamente está siendo amenazado, por eso dijo todas esas cosas. Es una crueldad lo que están haciendo con estos muchachos. Mi primo es un chavalo trabajador, estudioso… apoyó la lucha contra el Gobierno, ese es todo el problema, por eso lo incriminan”, dijo Carrillo.

Por su parte, María Elsa Aburto, madre del joven Kenneth Israel Romero Aburto, de 23 años, también vinculado con la banda Viper, mencionó angustiada que la Policía está sumida en un mar de contradicciones y eso solo demuestra que lo que dicen es pura mentira.

“A mi hijo me lo secuestraron, lo llevaron a un lugar desconocido… luego solo lo vinieron a dejar cerca de la casa. Ahora dicen que pertenece a ese grupo, eso no es cierto”, indicó Aburto.

También destacó que su hijo jamás ha tenido problemas con la justicia. “Sí apoyó la lucha universitaria, no es un delincuente. Yo voy a defender a mi hijo, no lo duden”, sentenció la madre desesperada.

Está hospitalizado

En medio del dolor de ver a Ezequiel Gamaliel Leiva debatiéndose entre la vida y la muerte, su familia asegura que todas las acusaciones contra él no tienen fundamentos. Si bien no niegan que Ezequiel se integró a la lucha universitaria desde un principio, afirman que tampoco esa debe ser razón para culparlo de crímenes tan graves como asesinato.

“Tiene 26 años de edad. Él estaba estudiando un curso de Electricidad Residencial en el Inatec. Pero cuando empezó todo esto, pues ya no siguió, porque desde el inicio se unió a apoyar a los muchachos”, explicó su padre Gamaliel Leiva Mendoza.

Cuenta que tienen videos donde aparece Ezequiel combatiendo los saqueos junto a otros universitarios.

En cuanto al tipo de relación que llevara Ezequiel Leiva con Cristian Mendoza (Viper), Gamaliel Leiva aseguró que su hijo lo conoció hasta en abril en la Upoli.

Para la familia es aún más triste la situación, pues si la salud de Ezequiel no mejora, no podrá conocer a su hijo, quien está pronosticado a nacer esta semana.

...

Notas Relacionadas