Salió a buscar licor y encontró la muerte

Desde una camioneta le dispararon en la cabeza

Doña María Teresa Gómez lamentó la muerte de su hijo, quien deja en la orfandad a dos niños. HOY/Wilmer López

Franklin Mercado, de 35 años, fue sepultado ayer en Tipitapa, después que recibiera un balazo la noche del sábado, cuando tomaba alcohol con un grupo de amigos.

El disparo que lo llevó a la tumba salió de una camioneta blanca y, según testigos, a bordo iban fuerzas de choque progubernamentales.

Por su parte, su madre María Teresa Gómez cuestionó que los doctores le hayan explicado que era riesgoso retirar la bala y sin su consentimiento al final lo hayan hecho.

“A mí me habían dicho que él no aguantaba una operación, que tenía desbaratada toda la masa encefálica y que si le sacaban el proyectil se iba a morir más rápido, que no aguantaba la operación y ayer (lunes) que me llamaban que había fallecido porque lo operaron de emergencia, parece que para sacar la bala y no haber evidencia”, expuso Gómez horas antes de darle el último adiós a su hijo.

Mercado tenía cuatro hijos, el mayor de 15 años y el menor de 8 años.

Su madre aseguró que ningún día participó en las protestas, que su pecado fue ir a buscar licor a las 8:00 p.m. del sábado, momento en que una camioneta atacaba a los autoconvocados de Tipitapa.

...

Notas Relacionadas