Masaya sigue bajo ataque de turbas que saquean

El viernes hubo un nuevo saqueo, bancos suspenden atención

masaya, saqueo, turbas, sandinistas, inseguridad, bancos

Los negocios más afectados son los que se ubican en la zona del parque central de la ciudad de Masaya. HOY / Cinthya Tórrez

HOY

El panorama es desolador en Masaya. Algunos propietarios refuerzan la entrada de sus negocios para evitar los saqueos y otros se llevan los pocos productos que tienen en sus tiendas.

La madrugada de ayer sucedieron nuevos saqueos en la ciudad de Masaya, uno de los afectados fue la sucursal del Banco de Finanzas (BDF). En un comunicado la institución financiera informó que los daños a la sucursal del banco en Masaya solo fueron materiales, sin que hubiera el robo de efectivo. Sin embargo, en el mismo comunicado, el BDF informó que debido a la crisis de inseguridad en la ciudad de Masaya, la sede de esa institución financiera fue cerrada temporalmente.

El BAC en un comunicado dijo que para “garantizar la seguridad de nuestros colaboradores y clientes, BAC Credomatic decidió cerrar temporalmente su sucursal en Masaya”, pero indicó que podían hacer uso de la banca en línea y los ATM y RapiBac.

Un economista de Masaya, que no ofreció su nombre por temor a represalias, consideró que los pocos negocios y talleres artesanales que todavía funcionan están trabajando para la comida, porque estima que la producción de artesanías se ha bajado hasta en un cincuenta por ciento.

Lucía Pichardo, gerente de Mercadeo del Grupo Ficohsa, informó que no estarán atendiendo en dicha ciudad, para igualmente resguardar la seguridad de sus trabajadores y clientes. Pichardo aseguró que aún no sabían si hoy abrirán su sucursal, dado que la medida que han adoptado es hacer evaluaciones diarias sobre la situación en el departamento para determinar la apertura o no.

También permanece cerrada Lafise Bancentro hasta nuevo aviso.

Intentos

Los saqueadores intentaron entrar a un restaurante —café, vecino del BDF—, pero no robaron nada, ya que el dueño del establecimiento se llevó sus bienes. Asimismo, entraron a otra tienda de ropa que se ubica a la par del Centro Comercial Masaya, donde, según relato de un poblador, se llevaron lo que quedaba de mercadería, debido a que la dueña por prevención también había sacado parte de esta.

Algunas personas de negocios aledaños al parque central comentaron bajo el anonimato que piensan irse del país, porque la situación los ha golpeado.

“Hemos llegado al punto de dejar que nos corten la energía eléctrica porque no hemos comercializado el negocio y los recibos nos vienen altos, y no tenemos otra cosa en nuestras cabezas que salvaguardar nuestros negocios, aun arriesgando nuestras vidas”. Luis Díaz, dueño de restaurante.

“Durante la noche, la tónica ha sido que primero los antimotines tiran bombas lacrimógenas, que escapa de ahogar al vecindario. Después de los enfrentamientos (contra pobladores de Masaya), la luz se va e inician los saqueos, y escuchamos que son chavalitos los que andan, y parece que el vandalismo es dirigido porque se preguntan: ¿Y ahora dónde caemos? Tenemos temor de que nos maten, porque a un CPF lo iban a matar. En esta zona hay niños y ancianos, y ya se metieron a una casa particular, hay zozobra”, testificó una vecina del lugar.

Una camioneta, aparentemente de una institución estatal, apareció quemada la mañana de ayer en el barrio El Pochotillo.
HOY / Cortesía

Luis Díaz, cuyo restaurante fue saqueado y vandalizado dos veces seguido, no se explica por qué los han perjudicado. “Y hemos decidido cerrar este negocio. Yo solicito a las autoridades que de forma responsable pongan cartas en el asunto, nosotros ahorita tenemos problemas económicos por las deudas, porque los bancos nos están cobrando, el seguro social también porque si no le pagamos nos aplican un tres por ciento”, agregó.

 

...

Notas Relacionadas