Pollo a la parrilla en salsa de limón

Mamá merece lo mejor del mundo, así que esta delicia será un excelente regalo, mejor si tiene el sabor inugualable del limón impregnado en el pollo

Agencias
Pechuga de pollo a la parrilla con salsa de limón. Receta ligera que combina el punto dulce y ácido de los cítricos con la suavidad del pollo.
La pechuga es una de las carnes más apreciadas del pollo. Es una carne tierna, blanca pero algo más seca que otras zonas del pollo, por eso combina bien con todo tipo de salsas y cremas. Las pechugas de pollo nos aportan pocas calorías y una cantidad mínima de grasas.

Ingredientes
1/4 taza de salsa de soya
3 cucharadas de zumo de limón
Una cucharadita de ralladura de naranja
4 pechugas de pollo
3 naranjas medianas, peladas sin piel ni semillas
2 cucharadas de cebolla picada
1 cucharada de hierbabuena picada
1 cucharada de chiltoma verde picada

Paso 1

Como utensilio principal necesitaremos una bolsa de plástico grande como las de congelar, una parrilla y un poco de aceite de oliva. Aplaste un poco la pechuga para que se suavice más rápido. En la bolsa de plástico ponemos la salsa de soya, junto a la ralladura de naranja y el zumo de limón, añadimos el pollo.

Paso 2

Cerramos la bolsa con un alambre (como los del pan de molde) o con una pinza y frotamos la bolsa para que el pollo se impregne de los ingredientes. Lo dejamos reposar en la nevera 4 horas. Mover el pollo ligeramente a las dos horas. Transcurrido el tiempo, aprovechamos los ingredientes de la bolsa de plástico y los ponemos en un recipiente.

Paso 3

Añadimos la chiltoma y cebolla picada y lo sofreímos en el sartén con aceite de oliva. Ponemos en la plancha o parrilla las pechugas añadiendo una cucharadita de la salsa por cada lado. Las doramos unos 3-4 minutos por cada lado. Servir con las naranjas a trocitos y espolvoreando hierbabuena.

...

Notas Relacionadas