Portada_Super_Banner_P_Section_1

Madre sigue buscando a hijo y pide apoyo a organismos de Derechos Humanos

Una testigo narró a medios locales que el hecho “fue horrible, andaban armas color plateado y negro”. El secuestro de Kenneth ocurrió el sábado por la tarde.

Kenneth Romero no tenía antecedentes penales. Su mamá María Elsa Aburto junto a Braulio Abarca muestran un récord de Policía donde se confirma. J.Tijerino

Su corazón de madre le indicó ayer a María Elsa Aburto que su hijo Kenneth Israel Romero está con vida en algún lugar, pero claro, también teme que su suerte cambie de un momento a otro.

El miedo de Aburto se alimenta del hecho de que sujetos armados con los rostros cubiertos, se lo secuestraron. Se entristece más al recordar que los jóvenes viven momentos difíciles y que han sido asesinados unos por protestar contra el gobierno y otros por estar en lugares equivocados en horas equivocadas.

A Kenneth desconocidos se lo llevaron cuando hacía compras en una pulpería, en el barrio El Riguero. Sus atacantes se movilizaban en una camioneta de lujo, color gris doble cabina. Testigos manifestaron que fue una operación montada en segundos.

Los encapuchados se bajaron del vehículo que circulaba a velocidad y que repentinamente frenó en seco.
Dos jóvenes acompañaban a Kenneth. De esos, uno logró escapar, al otro, los sujetos lo atacaron a golpes y patadas.
Cuando lo agredían “…le gritaban ‘pinche, puto, gordo’”. Se cree que el joven es Cristian Mendoza. Ayer su familia confirmó su desaparición.

Madre no duerme

En cuanto a Kenneth, quienes vieron la escena del secuestro, dicen que lograron ponerle “las garras” cuando trataba de escapar. Salió corriendo, pero perdió velocidad cuando chocó con la puerta de un carro estacionado sobre la calle.

Una testigo narró a medios locales que el hecho “fue horrible, andaban armas color plateado y negro”. El secuestro de Kenneth ocurrió el sábado por la tarde. Desde entonces la señora no ha logrado dormir.

Tampoco ha tenido paz y apetito. En las próximas horas iniciará una búsqueda por hospitales y estaciones de Policía.
Este lunes a primera hora, acudió al Distrito Uno, en las inmediaciones del Mercado Oriental, para conocer si las autoridades tenían información sobre la denuncia que interpuso tras el secuestro de Kenneth.

Sin respuesta

Pero ahí, según manifestó la denunciante en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, (Cenidh) no le dieron respuesta. Tampoco le entregaron copia de su denuncia, a la que tiene derecho.

“Quiero que aparezca vivo, así como se lo llevaron. Estoy desesperada, no sé dónde está y cómo está, es mi único hijo varón y lo extraño”, manifestó entre sollozos Aburto.

A casi 72 horas de no saber de su paradero, la denunciante continúa preguntándose: ¿por qué a su hijo?
“Él estudio una carrera técnica y trabaja reparando celulares y computadoras. No sé si participa en las protestas —contra el Gobierno—, él solo me decía ‘ya vengo, voy a trabajar’”, expresó.

Las orejas

Aburto brindó estas declaraciones durante una conferencia de prensa que brindó en la sede del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

La tarde que fue raptado Kenneth, vecinos de El Riguero señalaron que un miembro de la Juventud Sandinista tenía fotos y videos de los jóvenes que habían participado en las protestas antigubernamentales y en las barricadas para evitar saqueos en supermercados y pulperías.

“Yo no sé, no sé, lo que quiero es encontrar a mi hijo vivo. Es para mí lo único que importa”, dijo la madre.

41 días difíciles
76 personas fueron reportadas fallecidas durante la visita de la CDH en Nicaragua. La cifra ahora supera las 80 muertes. 65 víctimas fallecieron a causa de disparos.

De esas, 13 recibieron impactos en el pecho, 21 en la espalda y tres en el abdomen. 17 de los fallecidos recibieron disparos en la cabeza y cuatro en el cuello. Los manifestantes aseguran fueron francotiradores orteguistas. 868 manifestantes antigubernamentales han resultado heridos.

La Cruz Roja nicaragüense, registraba hasta este fin se semana, 553 atenciones. 2 mujeres han fallecido a la fecha. Una de ellas era oficial de Policía y la otra, una paciente que era trasladada en ambulancia hacia la capital. 41 días han transcurrido desde que surgieron las protestas.

Raptores con logística

Se conoció que un habitante del barrio El Riguero grabó con su celular los instantes en que dos personas estaban siendo secuestradas.

En las imágenes no se aprecia el secuestro de Kenneth, pero vecinos aseguraron al diario Hoy, que en ese hecho, lo sometieron por la fuerza y lo obligaron a subir a una camioneta. En el secuestro habrían participado ente seis y ocho personas, armadas y en vehículos todo terreno.

En las protestas han fallecido varios universitarios. En la Upoli crearon este altar en su honor. j.Tijerino
En las protestas han fallecido varios universitarios. En la Upoli crearon este altar en su honor. HOY/J.Tijerino

Secuestros podrían aumentar

El secuestro ejecutado este fin de semana por parapolicías en un barrio de la capital es el primero del que se tiene registro a la fecha. Pero el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, considera que no podría ser el último.

Ayer en conferencia de prensa, Juan Carlos Arce, funcionario de ese organismo, denunció que tienen conocimiento de otros posibles casos. Aunque no precisó cuáles, mencionó que en algunos medios ya se han denunciado.

El funcionario del Cenidh brindó estas declaraciones durante una conferencia de prensa realizada en ese organismo, en el cual María Elsa Aburto denunció el secuestro de su hijo Kenneth.

Un modo y un patrón

En referencia al caso del joven Kenneth, Arce precisó: “Hemos identificado un patrón. La gente describe una camioneta gris y todo hace indicar que se trata de fuerzas parapoliciales. Llegan a determinados sitios por determinadas personas. Las sacan por la fuerza y se las llevan”.

El funcionario dijo desconocer las razones, pero aseguró que “es muy probable que vendrán más casos. Conocemos de otros hechos que se han denunciado en los medios”.

El caso de Kenneth, aunque se trata de un secuestro, se sumó a la lista de desaparecidos desde que iniciaron las protestas antigubernamentales.

El Cenidh precisó que tienen una cantidad considerable de denuncias de desapariciones. No obstante, no proporcionaron una cifra.

Por su parte, la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) contabiliza hasta este fin de semana, 16 denuncias similares. Se conoció que habría recibido dos más.

Marcos Carmona, funcionario de este organismo, anunció que próximamente darían a conocer esa lista, pero ya depurada.

Informó que en los últimos días algunas personas reportadas como desaparecidas, fueron encontradas por sus familiares. Por esta razón, mencionó que la depurarían.

Los antimotines que ayer atacaron a estudiantes de la UNI en camionetas doble cabina de lujo. AFP
Los antimotines que ayer atacaron a estudiantes de la UNI en camionetas doble cabina de lujo./AFP

Buscan al otro joven secuestrado

A la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, llegaron los familiares de Cristian Mendoza, al que todos conocieron con el alias Viper y a quien algunos estudiantes acuartelados en la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, expulsaron de allá acusándolo de ser un infiltrado del gobierno.

La familia de Mendoza, solicitó ayer apoyo a los miembros del organismo para dar con su paradero, pues confirmaron que fue secuestrado junto con Kenneth.

Anastasio Mendoza Fernández, tío del desaparecido, confirmó también que su sobrino tuvo algunas diferencias con la dirigencia de la Upoli y que después del video donde denunciaban su expulsión, su familia no lo ha vuelto a ver.

Ayer, don Anastasio denunció el secuestro ante la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH).

“La familia está preocupada. Nos han pedido apoyo y claro que vamos a acompañarlos en la búsqueda de este joven como lo estamos haciendo con otros”, dijo Pablo Cuevas, miembro del organismo.

Es estudiante

De acuerdo con Mendoza Fernández, su sobrino es estudiante de cuarto año de Ingeniería en Sistemas en una universidad de la capital.

Cuevas dijo que ellos están investigando las desapariciones. “Tenemos el trabajo y hay que hacerlo. Vamos a ir a cada hospital, a cada delegación policial para dar con estos jóvenes. Nos preocupa lo que está pasando con estos muchachos”, dijo Cuevas.

Lo que se ha dicho, sin que hasta ahora lo confirme públicamente una fuente, es que el día que secuestraron al joven de El Riguero, Mendoza lo acompañaba. “Nosotros no sabemos nada con exactitud, lo que sabemos es que no está y no tenemos contacto con él”, dijo don Anastasio. Cuevas reiteró que ya están en su búsqueda.

...

Notas Relacionadas