Freddy Fonseca, un nica que creció en Costa Rica, regresa y busca fortuna en el boxeo de nuestro país

“Me vine a Nicaragua para cumplir mi sueño, y el de mi fallecido entrenador Ezequiel Obando, que quería verme convertido en campeón", afirma Freddy.

Freddy Fonseca (derecha) en el cara a cara con Moisés Olivas, su rival de la noche de este sábado en Managua. HOY/ Bayron Saavedra.

Costa Rica había sido para Freddy Fonseca una tierra de oportunidades. A este país llegó siendo un niño de nueve o diez años, junto a sus padres y su hermano Francisco, pero hace un tiempo, se sintió bloqueado para continuar su carrera de boxeador, en la ruta sin descanso hacia una oportunidad titular.

Por eso es que Freddy empacó sus maletas y hace dos meses se estableció en Nicaragua. Firmó con la promotora Búfalo Boxing de Rosendo Álvarez y Ruth Rodríguez y desde esta nueva trinchera, en la cual espera mantenerse más activo, tratará de refrescar su nombre y sus anhelos, aunque le ha dolido dejar atrás a Francisco, con quien comparte el amor por el boxeo.

De hecho, Francisco (21-1-1, con 15 KO´s) ha construido una carrera respetable y en agosto del año pasado se midió a Gervonta Davis por la corona vacante de las 130 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), aunque al final fue noqueado en ocho rondas. Ahora Freddy quiere escribir su propia historia a ese nivel.

“Me vine a Nicaragua para cumplir mi sueño, y el de mi fallecido entrenador Ezequiel Obando, que quería verme convertido en campeón. En Costa Rica tuve poca actividad, allá no hay mucho boxeo profesional y estoy agradecido con Rosendo que me dio la oportunidad de firmar”, explica este peleador zurdo de 26 años.

Con un registro de 22 victorias, dos derrotas, un empate y 14 retirados por la vía del cloroformo, Freddy se había dejado llevar por una dinámica de ver más allá de las fronteras ticas para no dejar su carrera: Panamá y Nicaragua eran dos horizontes a los que venía recurriendo para contrarrestar el ostracismo deportivo.

Los hermanos boxeadores Freddy Fonseca (derecha) y Francisco Fonseca (centro). HOY/ Tomada del Facebook de Freddy Fonseca.

“Mi hermano y yo somos como gemelos, nos llevamos súper bien. Nunca nos habíamos separados, pero esta vez decidí tomar este camino”, menciona Freddy, sin ocultar el vacío de la distancia. “Todo sea por mi sueño”, añade.

La noche de este 26 de mayo ocupará el cartel semiestelar ante Moisés Olivas, en las 130 libras, en la velada que celebrará la promotora Búfalo Boxing en el gimnasio Nicarao en Managua.

Pura sangre nica

Freddy y Francisco son de padres nicaragüenses. Genética pura. Pero Costa Rica los acogió siendo niños, es por esa razón que muchos dudan de su verdadera nacionalidad, no obstante, al recibir la pregunta, el boxeador contesta lo siguiente: “cien por ciento nicaragüense”.

El ombligo de ambos está en Muelle de los Bueyes, adonde regresaron sus padres hace unos años, mientras los hermanos boxeadores alimentaban sus sueños de llegar largo en el boxeo.

...

Notas Relacionadas