En vigilancia permanente

Vendedores se organizaron para evitar los saqueos y transmitir tranquilidad a los compradores

La nave central del mercado Iván Montenegro toda la semana ha permanecido visitada por los clientes que desean abastecerse de alimentos. Los comerciantes esperan que la afluencia continúe así. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

HOY

Desde que iniciaron las amenazas de saqueo en algunos mercados capitalinos, los comerciantes del Iván Montenegro se organizaron para brindar seguridad a sus negocios de día y de noche. Hasta el momento, los marchantes han logrado mantener un ambiente tranquilo para evitar que sus ventas se vean afectadas totalmente.

De acuerdo con la comerciante Marlinda Bonilla, los vendedores de diferentes sectores están comprometidos con el tema de la seguridad, pues también desean transmitir confianza a los clientes.

“Es normal que con todo lo que está pasando en el país la gente tenga temor a salir, pero es la realidad y la tenemos que enfrentar, gracias a Dios el mercado Iván ha sabido sobrellevar la lucha, no vienen la cantidad de clientes que nosotros quisiéremos, pero hemos tenido un poco más de respuesta en comparación con otros mercados como el Oriental y el Roberto Huembes. Nuestros compañeros ahí han tenido que llevarse todo lamentablemente, no debería de ser así, pero así de mal estamos”, señala Bonilla.

EQUIPOS

A pesar que algunos perecederos subieron de precio esta semana, los comerciantes aseguran que las ventas se mantienen. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

Por su parte los comerciantes que se encuentran ubicados en la nave central del centro de compras indican que cuando iniciaron las diferentes protestas en el país en contra del Gobierno se reunieron con Auxiliadora Ponce, gerente de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) del Iván Montenegro, para conocer qué plan de seguridad empezarían a ejecutar en ese momento, pero Ponce argumentó que no había presupuesto para la vigilancia.

“Nosotros tuvimos que hacer un rol para quedarnos a cuidar el mercado, los comerciantes que se ubican en los alrededores del mercado se organizaron por su cuenta también y como tenemos presente que la delincuencia anda desatada, aprovechándose de todo lo que está pasando no podemos confiarnos”, señala José Dimas Norori, comerciante.

Norori indica que han formado equipos de 10 marchantes en la nave central, a los que se le suman los cincos hombres de vigilancia que deja Commema en la nave central, más la vigilancia privada.

“Al final somos como 25 personas que nos quedamos solo en este sector (nave central), así vamos a seguir hasta que la situación en el país mejore, no vamos a detenernos, porque los sacrificios han sido demasiados grandes”, subraya Norori.

En cuanto al comercio, los comerciantes de perecederos, granos básicos, ropa y zapatos, dicen estar abastecidos, sin embargo los que venden pollo y carne aseguran que ha entrado muy poco, además que incrementó de precio.

“La libra de cerdo por ejemplo venía a 60 córdobas, ahora viene a 65 córdobas, el lomo que valía 80 córdobas, está a 85 córdobas, obviamente hemos tenido que comprar menos, porque cuando hay alza, los pobladores reducen las cantidades que compran, tenemos entendido que todo esto es por la dificultad que se están teniendo con los tranques, solo esperamos que la situación mejore para beneficio de todos, y que nuestras ventas se logren mantener”, precisa la comerciante Estela Maradiaga.

No han dejado de vender
El sector de la ropa usada en el Iván Montenegro se ha logrado mantener activo, según los comerciantes, los bajos precios que están ofreciendo le da opción a los clientes que se vistan bien, sin necesidad de descuidar el capital destinado para los alimentos del hogar.

...

Notas Relacionadas