Carlos Buitrago en 116 libras a veinte días de su pelea con “Tito” Acosta

Su principal ayudante en las labores de guanteo ha sido Byron Rojas, ex campeón del mundo con quien en su momento se buscó el pleito para sacar al mejor.

Carlos “Chocorroncito” Buitrago en sesiones de entrenamiento. Foto/Archivo

Carlos Buitrago entrena en el gimnasio Róger Deshón junto a su padre Mauricio, con su hermano Julio y su entrenador Luis Escorche. Ayer llegó a eso de las 10 de la mañana, trabajó por buen rato y la báscula le reflejó 116 libras, una razón para festejar a veinte días de su quinta oportunidad titular.

“Chocorroncito” está consciente que las oportunidades se le están agotando. En algún momento se ha sentido bendecido por tantos chances, y eso lo motiva esta vez para llegar en perfectas condiciones y medirse a Ángel “Tito” Acosta en las 108 libras, el 16 de junio en Puerto Rico.

Su principal ayudante en las labores de guanteo ha sido Byron Rojas, ex campeón del mundo de peso mínimo de la AMB y con quien en su momento se buscó el pleito para sacar al mejor. También lo ha apoyado Gerson Larios, prospecto en crecimiento. Vigilante, Escorche trata de llevar por el mejor rumbo a Buitrago.

“Está respondiendo a los entrenamientos. Se siente bien, fuerte. Gracias a Dios no hay lesión. Byron Rojas ha sido pilar en esto. El jueves hicimos ocho rounds, a ritmo de combate, y me gustó lo que vi de Carlos. Estamos haciendo un trabajo para una pelea de título mundial”, manifestó el adiestrador de origen venezolano.

Golpear abajo y debilitar

Afortunadamente, aunque viene de perder en Japón ante Hiroto Kyoguchi en diciembre, el joven al que todos señalaban con ideas de campeón, tiene la posibilidad de la redención frente a un Acosta que realizará la primera defensa de la corona de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

“No estamos dejando ningún detalle a un lado para este combate. Se hace trabajo de pista, en el gimnasio, en la playa, con la intención que a la hora del combate no le falte nada. Acosta va siempre buscando un solo golpe, nosotros vamos buscando más de uno para ganarle”, dice.

“Estamos trabajando la zona media, para restarle fuerza. Nos quedan más de dos semanas para corregir detalles y aumentar el guanteo”, concluyó Escorche.

...

Notas Relacionadas