¿Quiere unos talones suaves?… Aprenda a hidratarlos

Cuidados especiales para suavizar los talones y evitar las terribles grietas

Para tener unos pies descansados e hidratados. HOY/Istockphotos.com.

A diario sometemos los pies a largas jornadas de caminatas, a pasar buen rato de pie, sumado a nuestro peso y uno que otro tropezón, que al final del día terminan súper cansados. Esto los hace especialmente sensibles, sobre todo a los talones, que es la parte del pie en la que más nos sostenemos.

Los talones tienden a resecarse con facilidad, y puede llegarse al punto extremo de sufrir grietas muy dolorosas en la piel si no se trata a tiempo. Nuestros pies merecen que les brindemos el cuidado que necesitan, pues son los que nos llevan a donde queremos. En esta ocasión le compartimos cuatro tratamientos hidratantes para suavizarlos.

1. Margarina, miel y avena: Estos tres ingredientes son perfectos para hidratar y exfoliar la zona reseca de los talones. Para ello se recomienda mezclar dos cucharadas de margarina, tres de miel y dos de harina de avena, luego caliente la mezcla a baño María hasta obtener una crema homogénea.

HOY/Thinkstockphotos.com

Ponga los pies en un recipiente grande con agua tibia y sal por 15 minutos. Luego, seque sin dejar humedad, y aplique la crema con movimientos circulares en el talón.

Es necesario dejar que la mezcla haga efecto por algunos minutos.
Para terminar, lave la zona con un poco de agua y seque bien.

2. Elimine las células muertas: Las células muertas favorecen la deshidratación de la piel, así que es indispensable retirarlas lo antes posible.

Para eliminarlas solo necesitará de un limón. Córtelo a la mitad y frote en el talón por unos cinco minutos. Es indispensable que se presione con fuerza para extraer bien el jugo.

Lave los pies con una esponja, de manera cuidadosa, evite dejar residuos de limón en la piel. Seque bien la zona.

3. Nutrición para los talones: Para mantener unos talones hidratados y sanos es indispensable nutrirlos. Necesitará aceite de coco y bicarbonato.

aceite-de-coco
FOTO: HOY/ Internet

El aceite de coco tiene propiedades antioxidantes, antibióticas y antimicrobianas, por lo que puede ser muy funcional para nuestros talones.

Mezcle una cucharada de bicarbonato y una de aceite de coco y aplique esta loción aceitosa en los talones, deje que la piel la absorba. Además de tener unos pies hidratados, gozarán de un agradable olor tropical.

4. Exfoliación e hidratación: Si tenemos piel endurecida en el talón, para hidratar correctamente, debemos exfoliar primero. Este método sencillo servirá para exfoliar e hidratar al mismo tiempo. Antes del baño mezcle una cucharada de aceite de oliva y una de sal marina en un recipiente pequeño (reserve).

Una vez que haya terminado tu baño, preferiblemente con agua tibia para abrir los poros, frota circularmente la mezcla.

Después de unos minutos, retira los residuos con una toalla húmeda. El aceite de oliva es un conocido antioxidante, así que evitará el envejecimiento prematuro de la piel y la estimulará para generar células nuevas.

...

Notas Relacionadas