Portada_Super_Banner_P_Section_1

Padres acusarán a dueños de pitbull que mordió a joven y que se encuentra en hospital

Familia de Luis Fernando Maradiaga Chavarría, el adolescente atacado por un perro pitbull en Chinandega, hace denuncia en la Policía y rechaza dinero extrajudicial

El caso de Luis Fernando Maradiaga Chavarría, el adolescente atacado por un perro pitbull en Chinandega, al occidente del país, podría terminar ventilándose en los juzgados.

Ayer, sus padres anunciaron que una vez que su vástago salga del hospital emprenderán acciones legales. El menor, aunque estable, sigue luchando por su vida en la sala de cuidados intensivos del Hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota” de la capital.

Sus padres dicen que después de ver cómo el muchacho era atacado ferozmente por el pitbull, lo único que les importa ahora es que está vivo.

En su momento temieron lo peor. José Maradiaga, el padre del menor, explicó que el día del ataque —el pasado sábado— efectuaba labores en su vivienda, en Chinandega, cuando escuchó a unas niñas gritar en la calle que a Nando lo estaban matando.

Asustado, el hombre de estatura media y tez morena salió corriendo de su propiedad. Al llegar a la calle, observó al animal sobre su pequeño, al que mordía en su cuello y le daba sacudidas.

Al Hospital

“Mi hermano agarró un adoquín y le pegó al pitbull en la mandíbula. Del golpe soltó al niño. Cuando lo estoy levantando veo que está ensangrentado. Creí que estaba muerto, pero mi hermano dijo que respiraba” , indico el padre todavía asustado.

Con el pequeño en brazos, caminó algunos metros y luego abordó una moto, que era conducida por un vecino.

Lo que sucedió después fue que al llegar al Hospital España, de Chinandega, los médicos lo ingresaron de inmediato al quirófano.

La cirugía duró cerca de cuatro horas, luego lo trasladaron a la capital, al Hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”.

El pequeño ingresó a La Mascota el sábado por la noche, el mismo día del ataque. La noche de este lunes, el paciente fue sometido a una segunda cirugía que culminó la madrugada de ayer .

“Salió la doctora sonriendo, dijo que todo salió bien. No sabemos cuando le darán de alta, pero lo que importa es que está vivo, y aquí permaneceremos el tiempo necesario”, indicó Maradiaga.

En emergencia

Por habitar al occidente del país, las autoridades de La Mascota otorgaron a los padres del jovencito una habitación en el internado del hospital, pero estos la utilizan prácticamente para dormir e ir al baño.

“Decidimos quedarnos cerca de emergencia por cualquier cosa. Aquí pasamos todo el día en las bancas. Andamos de un lado a otro, si surge algo es más rápido y fácil saberlo estando aquí” , confió Maradiaga.

El ataque sufrido por Fernando Maradiaga Chavarría ha causado asombro entre el grupo de personas que permanece en las afueras del área de emergencia.

Para algunos este sobrevivió por un milagro. Además de saludar a la familia del afectado, le han colaborado con alimentos y bebidas.

Hoy por la mañana, una junta de médicos valorará al jovencito. José Maradiaga padre tiene planeado preguntar si su hijo volverá a hablar.

Si tendrá cicatrices en el rostro y cuánto tiempo podría durar su recuperación. La víctima es uno de cuatro hijos de la humilde pareja.

 LOS PADRES de la víctima permanecen en el Hospital La Mascota. J. Tijerino
LOS PADRES de la víctima permanecen en el Hospital La Mascota.
J. Tijerino
Responsables

Se conoció que los propietarios del pitbull ofrecieron cubrir los gastos en que incurrirá la familia del menor agredido. Indicaron que este lunes le ofrecieron una suma de dos mil córdobas y que los tomara como un adelanto. No obstante, estos optaron por no recibir dinero.

Al pitbull las autoridades del Ministerio de Salud de Chinandega le cortaron la cabeza para investigar si tenía rabia. Se supo que el resultado habría sido negativo.

 Doña Maura Antonia Romero, abuela del menor agredido. HOY/SAúL Martínez
Doña Maura Antonia Romero, abuela del menor agredido.
HOY/SAúL Martínez

Vecinos del menor atacado en estado de pánico

Maura Antonia Romero, la abuelita del menor, llora al recordar la tragedia. “Lo vi cuando el niño estaba en el suelo”, dice.

Albín Maradiaga, tío del niño, relató que estuvo en sala de recuperación del Hospital La Mascota y miró a su sobrino. Dijo que sintió optimismo al tocar su mano y que este le respondiera con otro apretón.
El suceso mantiene conmocionada a la familia y a los vecinos del reparto David Andino, al noroeste de la ciudad de Chinandega.

Las autoridades del Ministerio de Salud sacrificaron al animal, pero dejaron con vida a la hembra, lo que vecinos consideran es un riesgo. “Los niños, la mayoría de mis sobrinos están afectados y necesitan atención psicológica”, clamó el tío del pequeño.

Perros peligrosos

Vecinos del reparto Ana Virgen Nobles, aledaño al lugar del ataque del perro, señalaron que otro perro pitbull se ubica de la casa comunal media cuadra al norte. Señalan que es un peligro. “La vez pasada arrastró al mismo dueño”, mencionó un habitante del sector.

El ciudadano Carlos Mantilla expuso que muchos perros de raza y resueltos son dejados en la calle sin las mínimas medidas de seguridad y los dueños irresponsables no prevén el peligro de los pobladores.
Los dueños del perro que atacaron al adolescente evitaron ayer comentar el tema.

La vecina, Yamileth de la Cruz Castellón, dijo que vio la agresión del perro al menor, cuando este jugaba chibolas a eso de la 2:30 de la tarde del sábado.

“La niña de la vecina dueña del perro dejó abierto el portón y el perro se salió. Fue horrible”, dijo. Los vecinos han adquirido víveres y colectado más de cuatro mil córdobas para entregarlos a la familia.

El pitbull no es peligroso, dicen expertos. Istockphotos.com
El pitbull no es peligroso, dicen expertos.
Istockphotos.com

“No es la raza, es la crianza”

Para el doctor en medicina veterinaria Enrique Rimbaud, la raza canina pitbull y otras parecidas han sido víctimas de las satanización en las redes sociales y medios de comunicación. A favor de estos canes, señala que ellos no son de naturaleza agresiva, pero en caso que lo sean, es una conducta aprendida por la propia crianza que le hayan dado sus dueños.

“A nivel mundial, el pitbull se considera como una raza dócil que hasta se recomienda para cuidar niños. En el ranking de las razas de perros que más pueden morder, el pitbull tiene el puesto 30”, indica el veterinario.

La decapitación

Agrega que, según datos del Minsa, en Nicaragua al menos 500 personas son mordidas por perros (de cualquier raza) en un mes, lo que significa que casi cada hora una persona es atacada por un can.

“El problema no es la raza, el problema es como la gente cría a su perro”, reitera Rimbaud. Dice que hay personas que quieren utilizar a estos animales como armas de seguridad, y eso es un error.

“No todo perro que muerde tiene rabia”, de forma categórica lo dice el médico veterinario Noel Martínez, quien señala que el Ministerio de Salud (Minsa) es la única entidad que puede tener a un can en cuarentena, y si ellos sospechan que el animal ataca por rabia, puede optar por decapitar al animal para hacer los debidos estudios.

...

Notas Relacionadas