Masaya expresa su miedo ante CIDH

Delegación de la CIDH visitó ayer Masaya, Upoli y otros zonas del país. Las víctimas de la represión en Masaya llevaron casquillos de bala y otras pruebas

Masaya
Las instalaciones del Colegio Salesiano fueron el sitio donde muchos pobladores de Masaya llegaron a interponer su denuncia ante los miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las víctimas de la represión en Masaya llevaron casquillos de bala, proyectiles de fusil, entre otras pruebas, para evidenciar ante la CIDH la represión gubernamental.

En esta visita el organismo constató el miedo que tiene la gente por las posibles represalias que pueda tomar el Estado en su contra.

La delegación de la CIDH que visitó Masaya fue recibida por la población con aplausos y gritos de “vivas” y “justicia” a lo largo de varias calles, antiguo bastión sandinista que fue blanco de una fuerte represión el último mes.

Una fuente cercana a la comitiva ha explicado a Acan-Efe que en la ciudad de Masaya, donde un grupo de la CIDH realizó ayer una visita, las personas que fueron a rendir testimonio, algunos heridas, están “muy temerosas de represalias” y agregó que muchos ya fueron “amenazados y hostigados”.

Hospitales
Las víctimas también denunciaron que los hospitales públicos les negaron la atención, una situación que se repite no solo en Masaya sino también en otras ciudades como Granada, y aseguran además que las autoridades perseguían a los que habilitaban puestos de primeros auxilios para ayudar a los afectados.

Ante ello, el comisionado Joel Hernández, vicepresidente del Comité Jurídico Interamericano, insistió en la falta de confianza en las autoridades como eje temático.

La delegación de la CIDH, que llegó el jueves para una visita que se extenderá hasta el lunes, visitó el viernes, en su primer día de trabajo el Hospital Alemán, el centro que más heridos y muertos recibió desde el inicio de la crisis el 18 de abril.

Ahí los relatores especiales, según la misma fuente, constataron que los familiares de las personas asesinadas “firmaron renuncias” para no hacer la autopsia bajo engaño.

Según una carta a la que tuvo acceso Acan-Efe y firmada de puño y letra por una de las madres, renuncian “a la autopsia” porque no tienen “recursos” para cubrir los costes, a pesar de que se trata de un trámite gratuito que presta el Estado.

El personal de las instituciones estatales que está recibiendo a los miembros de la CIDH, un organismo que visita Nicaragua por primera vez desde 1992, parecen seguir “un guion claro” sobre cómo tratar a los miembros, con todos los detalles “ensayados y preparados”, pues incluso quitaron todos los símbolos sandinistas. (Colaboración de Alejandra González).

 

...

Notas Relacionadas