Pendientes del diálogo

Comerciantes escucharon todos los argumentos de los participantes

La atención de los comerciantes y compradores se concentró en lo que se decía durante el diálogo. HOY/FOTO: Perla Gutiérrez

HOY

El tramo de doña Yaosca Fonseca, comerciante en el mercado Roberto Huembes estuvo lleno de comerciantes y compradores que decidieron detenerse un momento frente al televisor de la marchante para conocer el desarrollo del Diálogo Nacional que se instaló la mañana de ayer en el auditorio Nuestra Señora de Fátima, en Managua.

El ambiente era el mismo en todos los tramos; los presentes manifestaron preocupación en la medida que el Diálogo avanzaba, pues aseguraban que no se iba a llegar a ningún acuerdo mientras el gobierno no diera su brazo a torcer.

“No sabemos lo que vaya a pasar cuando todo este drama finalice, confiamos en que Dios hará su voluntad, porque no queremos más sufrimiento, más derramamiento de sangre, todos los nicaragüenses queremos vivir y trabajar en paz”, señaló Fonseca.

Agustín Moreira, quien habita en Villa Progreso señaló que llegó al centro de compras con la intención de comprar granos básicos para la alimentación de su familia, pero al notar el ambiente de desasosiego que había en el centro de compras, optó por detenerse a escuchar a través de una radio que estaba sonando en un tramo de repuestos de celulares.

“Todos tenemos que estar informados, porque la solución de este problema nos compete a todos, realmente espero que el gobierno sea consciente del daño que le ha hecho a nuestro jóvenes y ceda, porque ya nadie está contento con las acciones que ha venido tomando en todos estos largos días”, puntualizó Moreira.

Pocos alimentos

Aunque ya están trabajando algunos buses la terminal permanece vacía, los comerciantes de la zona se van temprano. HOY/FOTO: Perla Gutiérrez

Los comerciantes de abarrotes en el centro de compras, aseguraron que cada vez hay menos arroz, azúcar, frijoles y maíz en el mercado, debido a que los camiones abastecedores no han entrado a la capital producto de los tranques que hay en distintos puntos.

“Tenemos miedo a quedarnos sin alimento, el quintal de maíz subió de la noche a la mañana, lo estábamos comprando entre 500 y 600 córdobas el quintal, ahora se compra a 800 y 850 córdobas, la libra se la tenemos que dar al cliente hasta en nueve córdobas, cuando se vendía a cinco y seis córdobas, los otros alimentos ni se diga, vamos para abajo”, comentó José Luis Pérez, comerciante.

El marchante Mario Fuentes, refirió que desconoce lo que podría pasar de hoy en adelante.

“Como tenemos más demanda nos estamos quedando con pocos productos básicos, no hay alza significativa en algunos alimentos, pero a como estamos viendo la situación, el arroz no está entrando, los frijoles están a 17 córdobas la libra pero ya hay pocos también, y eso es lo que más ha estado buscando la población en general, esperamos no llegar a escasear totalmente, confiamos en Dios que es nuestro principal proveedor”, indicó Pérez.

El marchante dijo que las ventas de granos básicos se mantienen buenas debido a las protestas en el país pues los pobladores que llegan al mercado es precisamente para abastecerse.

Transporte en el Huembes
Algunas unidades de bus de la Cooperativa Ticosan como: Santo Domino, Esquipulas, Ticuantepe y Veracruz retomaron su trabajo el pasado martes al mediodía.

Según Nelson Navarrete, operador de la cooperativa, el pasaje de cada ruta se mantiene, y seguirán trabajando siempre y cuando no se vuelvan a levantar tranques en la vía.

 

...

Notas Relacionadas