Cebolla abunda en Mayoreo

Los mayoristas bajaron el precio del producto

Entre varias personas, se dedican a escoger la cebolla, para volver a empacar las mallas, que después se dan más baratas. HOY/FOTO: Perla Gutiérrez

HOY

Los comerciantes del mercado Mayoreo no saben qué hacer con toda la cebolla que tienen almacenada en sus bodegas debido a la falta de compradores durante las últimas semanas en el centro de compras.

Hasta el momento, los vendedores reportan pérdidas económicas, pues han botado el perecedero en cantidades grandes porque se les pudre. Michael Valle, mayorista en el centro de compras, comenta que en bodega tiene más de 1,000 quintales de este perecedero que no han podido ser colocados.

“Hemos estado sacando poco a poco los quintales para que los trabajadores las limpien, y escojan las que todavía se encuentran en buen estado, estamos bastantes preocupados porque ya entraron las lluvias, eso nos trae un problema mayor, no hemos sacado la mercadería anterior, no podemos abastecernos con más cebolla para sobrellevar esta temporada”, señala.

Valle comenta que los tranques han evitado que sus principales clientes del departamento de Chontales lleguen a la capital.

“La gente de ese sector son los que más productos nos compran, estamos paralizados prácticamente, hemos botado el precio para no continuar teniendo pérdidas, pero ni aun así, la situación está bastante difícil, y no sabemos dónde finalizará”, menciona el mayorista.

Precio “regalado”

Entre varias personas, se dedican a escoger la cebolla, para volver a empacar las mallas, que después se dan más baratas. hoy/foto: Perla Gutiérrez

La mayorista Margarita Valle Manzanarez asegura que el quintal de cebolla lo venden al detallista a 300 y 350 córdobas, según el tamaño y la calidad, pero ellos la compraron a 500 córdobas.

“Hace dos semanas lo bajamos a 400 córdobas, ahora lo estamos regalando, no solo perdemos dinero, sino también producto, todo se está perdiendo, nos hemos enterado que la gente que vino de otros lugares a comprar cebolla, se les pudrió de camino, porque no han podido llegar al destino por los tranques. Otros que nos han comprado se regresaron —a Managua debido a los tranques— para que nosotros se las vendamos, porque tampoco quieren perder, y como está la situación aquí no podemos hacer nada, no hay gente, no hay buenas ventas”, puntualiza doña Margarita.

Alfonso Mejía dice que cuando el precio de algún perecedero se encuentra barato, la competencia incrementa el doble.

“Los comerciantes ambulantes aprovechan los buenos precios, eso nos pone en desventaja a los que estamos en tramos fijos, ellos buscan la cebolla más favorable para bajar todavía más el precio, son estrategias de ventas, así es esto, pero sí, ojalá que las cosas mejoren y que después de este superbajón no haya alza, porque cuando los productores pierden dinero, el consumidor final paga las consecuencias”, menciona Mejía.

El comerciante asegura    que las ventas de otros perecederos (papa, chiltoma y zanahoria) se han mantenido en sube y baja, pues unos días se llena el centro de compras más que otros.

Un poco de escasez
El repollo es uno de los productos que está escaso en el mercado Mayoreo.

Los comerciantes aseguran que los tranques retenían los camiones que venían cargados con el producto.

La semana pasada el repollo se cotizaba hasta en 15 córdobas, actualmente se oferta a 25 córdobas el más grande y 20 córdobas el pequeño.

Los comerciantes ofrecen un repollo de menor calidad a 10 córdobas. Antes de venderlo advierten a los clientes que el perecedero no aguanta más de dos días guardado.

...

Notas Relacionadas