Más ataques a manifestantes en Juigalpa, sacerdotes mediaron enfrentamientos

Juigalpa bajó tensión, sacerdotes trataron de evitar muertes, les hicieron disparos y los religiosos lo único que hicieron fue levantar sus brazos

Los religiosos se hicieron presente al tranque que mantienen los pobladores para evitar enfrentamientos con la Policía. Jader Flores

Los religiosos se hicieron presente al tranque que mantienen los pobladores para evitar enfrentamientos con la Policía. Jader Flores

Juigalpa, Chontales

Horas de tensión se vivieron la mañana de ayer martes en un tranque en la entrada de Juigalpa, Chontales, sobre carretera Managua-El Rama. La tensión alcanzó niveles extremos cuando cuatro sacerdotes acudieron al lugar para intentar apaciguar los ánimos y convencer a la Policía que dejara de disparar contra los manifestantes.
Mientras avanzaban, con dirección al contingente policial, a los sacerdotes con sotana blanca y dos frailes franciscanos les hicieron al menos seis disparos, los religiosos lo único que hicieron fue levantar sus brazos.
Entre ellos estaba el sacerdote Julio Magnali, quien relató lo sucedido. “Es duro decirlo, pero hoy en día no confiamos en la Policía, porque nos encontramos a policías disparando si no nos metemos en medio (…) y costó que la Policía entrara en razón y comenzara a disparar”, aseguró el padre Magnali.
El religioso indicó que fue una “situación complicada con ellos”, aunque lograron que se retiraran del sitio cercano al tranque, “siempre se siente el acecho de parte de ellos”.
Según los manifestantes, que llevaban cinco días de protesta pacífica, les lanzaron desde gases lacrimógenos hasta balas de goma y balas de plomo de fusiles AK-47 y escopeta 12.
El sacerdote Magnali demandó: “Basta de violencia, basta de muerte, que queremos vivir en paz y que se respeten nuestros derechos”.
Magnali dijo que la represión dejó algunos heridos, pero no precisó cuántos fueron, aunque reconoció que no son casos de gravedad.
Indicó el sacerdote que están en contacto con los obispos, que saben de esta situación y seguirán acompañando al pueblo.
Denis Báez, responsable de la filial del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) en Juigalpa, cuestionó que a pocas horas del diálogo la Policía haya atacado a los manifestantes.
Para llegar a Juigalpa hay que pasar tres tranques que están a la altura del kilómetro 46 en el puente de Las Banderas, Tipitapa, donde después de cuatro días hay una relativa calma.

...

Notas Relacionadas