Habitantes de la ciudad de Masaya viven una tensa calma

Comerciantes de Masaya dicen que se defenderán ante el saqueo y acusan a simpatizantes del Gobierno de realizar los robos

El fin de semana Masaya vivió enfrentamientos entre pobladores, grupos paramilitares y oficiales de la Policía Nacional. Manuel Esquivel

El fin de semana Masaya vivió enfrentamientos entre pobladores, grupos paramilitares y oficiales de la Policía Nacional. Manuel Esquivel

Masaya

Pese a que la represión por parte de fuerzas militares y paramilitares ha cesado, los masayas aún no han recobrado la paz. Defenderse del saqueo es su lucha actual, por ello, la ciudad luce como si estuviera en medio de una guerra civil: comercios cerrados, clases canceladas, y barricadas por todos lados.
Una cuadra antes del mercado Ernesto Fernández, sobre la calle principal del comercio, una barricada impide que cualquier civil que no viva en la zona ni tampoco sea comerciante pueda ingresar al sector. El objetivo, relata la población, es resguardar la seguridad de las familias que viven ahí y evitar el saqueo. Más adelante, comerciantes armados de palos, machetes, tubos y demás objetos no permiten el paso a nadie.
Aseguran que defenderán sus negocios en contra de cualquier saqueo. Ayer lunes, ese centro de compras no abrió y actualmente es protegido por los mismos comerciantes para evitar el pillaje.
Los superaron
El saqueo inició, otra vez, a la medianoche del domingo. Mientras un grupo de pobladores se apostaron en las instalaciones del Palí, ubicado frente al costado oeste del parque central, para evitar el pillaje, otro grupo de personas llegó para saquear. Aunque se intentó evitar, los saqueadores superaron en número a los que protegían el centro de compras.
Jenny González era una de las personas que estuvieron desde la medianoche. Asegura que no sabe quiénes eran los que llegaron a saquear porque andaban el rostro cubierto, pero sí aclaró que las personas que están apoyando la lucha de los universitarios no son delincuentes, y mucho menos, se iban a prestar a saquear.
“Quiero dejar claro que el pueblo de Masaya, el pueblo de Monimbó esta en contra del saqueo para que les aclaren a los que nos dicen delincuentes como (a) nuestros jóvenes que estamos en contra del saqueo”, expresó.
Por otro lado, habitantes de diferentes barrios de Masaya, principalmente de San Juan, lograron recuperar parte de los artículos robados, y bajo el consentimiento de la gerencia de Palí, según expusieron, entregaron los productos perecederos al asilo de ancianos San Antonio, y los artículos con mayor tiempo de vencimiento los resguardaron en la parroquia San Juan Bautista.

Resguardan súper
La situación en Masaya es tensa. Ayer lunes, otro grupo de pobladores resguardaban armados con tubos, machetes y palos las instalaciones del Maxi Palí que está a las afueras de la ciudad y otro Palí, que se localiza cercano a la rotonda Las Flores.

...

Notas Relacionadas