Masaya recibe marcha de apoyo luego de la represión de paramilitares orteguistas

Un muerto, decenas de heridos e incendios dejaron este sábado los enfrentamientos entre manifestantes, antimotines y paramilitares en la ciudad de Masaya

FOTOS: IVETTE MUNGUÍA

HOY

Una multitudinaria marcha salió de Managua, la mañana de este domingo, con dirección a Masaya en apoyo a los ciudadanos tras la violenta represión causada el sábado por policías y paramilitares contra manifestantes.

La ciudad de Masaya, a poco más de 25 kilómetros al sureste de Managua, amaneció este domingo sumida en el caos y la destrucción tras los enfrentamientos ininterrumpidos que se produjeron durante la jornada del sábado entre agentes antimotines y turbas sandinistas en contra de los manifestantes.

 

Pese a que casi a medianoche se declaró una tregua, tras la liberación de 24 manifestantes, según informó el representante de la Asociación Nicaragüense de Protección de Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva, los efectos devastadores de la lucha armada eran perfectamente visibles en Masaya.

El campo de batalla en el que se convirtió la que es conocida como la “Ciudad de las Flores” era evidente esta mañana con obstáculos para acceder a la ciudad, numerosas barricadas de adoquines levantadas en las calles, edificios devorados por las llamas y diversos locales comerciales destruidos.

 

Entre los lugares afectados por el fuego, además de algún edificio público, se encontraba el turístico Mercado de Artesanía, que vio consumidos dos de sus tramos. Además, diversos negocios de alimentación, tecnología o farmacia, entre otros, amanecieron con los escaparates de los establecimientos rotas y completamente saqueados.

Calles llenas de basura

Igualmente, las piedras esparcidas por las calles, la basura, los restos de los saqueos a los establecimientos, e incluso los regueros de sangre de los heridos y las víctimas todavía permanecían en algunas vías de Masaya.

FOTOS: IVETTE MUNGUÍA

En un punto de la calle donde se observa el charco de sangre de una de las víctimas a la que dispararon en la cabeza, se improvisó un pequeño altar con velas, flores y una cruz en su memoria. Además de la muerte de Heberto Antonio Rodríguez, de 45 años, quien recibió un disparo en la cabeza en los enfrentamientos, durante la jornada del sábado, sólo la Cruz Roja atendió a más de 40 heridos.

 

Nicaragua cumple este domingo, 26 días de una crisis que ha dejado al menos 54 muertos, causada por multitudinarias manifestaciones a favor y en contra de Ortega, que iniciaron con protestas en contra de unas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales de los actos represivos.

FOTOS: IVETTE MUNGUÍA

El pasado viernes la Conferencia Episcopal de Nicaragua le dio a Ortega tres días para demostrar “signos creíbles de su voluntad” para participar en un diálogo nacional que resuelva la crisis, antes de anunciar si continúa siendo mediadora en eventuales acuerdos.

...

Notas Relacionadas