Devotos marianos festejan los 38 años de las apariciones de la Virgen de Cuapa

Cuapa, Chontales Tras 38 años de las apariciones de la Virgen María, en Cuapa, cientos de feligreses nuevamente se dieron cita en el poblado del departamento de Chontales. El sol no los inmutó, tampoco el cansancio de la peregrinación de varios kilómetros desde municipios alejados como Managua, Santo Tomás, San Lorenzo o Camoapa, incluso algunos […]

La primera aparición de la Virgen de Cuapa ocurrió el 8 de mayo de 1980, en Cuapa, municipio del departamento de Chontales. Melvin Rodríguez

Cuapa, Chontales

Tras 38 años de las apariciones de la Virgen María, en Cuapa, cientos de feligreses nuevamente se dieron cita en el poblado del departamento de Chontales.

El sol no los inmutó, tampoco el cansancio de la peregrinación de varios kilómetros desde municipios alejados como Managua, Santo Tomás, San Lorenzo o Camoapa, incluso algunos vienen desde otros países.
La tradicional noche de vigilia a la intemperie tampoco logró mermar el fervor de los devotos marianos de esta festividad religiosa.

Peregrinos

Entre los peregrinos se encuentra Ligia Sandoval, quien tiene 20 años de viajar desde Juigalpa, para participar en las celebraciones de la Virgen de Cuapa.

“Yo estoy aquí desde anoche, el ambiente es tranquilo y hay mucha animación, creo que el atractivo de estas celebraciones es que podemos unirnos más a nuestra madre”, reflexionó.

En la multitud, también se encuentra Juan Pedro Navarro, quien prácticamente asiste cada año a esta celebración, para él este acto de religiosidad ayuda a la feligresía a despertar la fe y la esperanza en el Señor.

“Me parece que hoy hay menos gente que el año pasado, pero ya sabemos por qué, pero lo importante es celebrar a María y que Dios está con nosotros”, agregó.

Ante el sol inclemente, algunos de los peregrinos descansaron bajo pequeñas casas de campaña, elaboradas con ramas y sábanas o plástico negro, las mismas que les sirvieron de abrigo la noche anterior.

También la fila de vehículos en la entrada del santuario se extiende hasta donde alcanza la vista, la mayoría camionetas que acarrean a familias enteras, que llevan sus sillas plásticas y termos con refrescos o algún refrigerio, para aguantar los dos días de actividades dedicados a la “niña guapa de Nicaragua”.

Sergio Chavarría, coordinar del Movimiento de los Centinelas de la Virgen María de Cuapa, calificó de maravilloso el acontecimiento religioso. “El pueblo de Nicaragua necesita esta unión, estas acciones, para que el pueblo logre conciliar la paz en Nicaragua, necesitamos hacer cadena de oración, nuestro obispo nos instó a rezar el rosario, para lograr construir la paz”, señaló.

Por la paz
Durante la homilía, el obispo de la Diócesis de Juigalpa, monseñor René Sándigo, acompañado del clero de la zona, instó a su feligresía a no olvidar las peticiones de la Virgen de Cuapa, entre ellas, el diálogo y entendimiento entre la población y los rezos del rosario en el seno familiar.

...

Notas Relacionadas