“Estoy listo para pelear con Canelo en cualquier momento”, dice Gennady Golovkin

Tras la defensa número veinte de sus títulos en la división de las 160 libras

Gennady-Golovkin

Foto HOY / AFP

COBERTURA ESPECIAL / CALIFORNIA

HOY

Gennady Golovkin, indiscutible rey de los pesos medianos de la actualidad, entró a uno de los salones del StubHub Center de California, con un rasguño en el párpado derecho. En el primer asalto el armenio Vanes Martirosyan le había hecho llegar tres golpes contundentes a esa zona y el kazajo había tenido que retroceder ante tal atrevimiento.

Con el orgullo herido, GGG se alejó de la especulación en el asalto número dos y logró lo que mejor sabe hacer: golpear sin temores, con frialdad absoluta, y tejiendo una seguidilla de más de siete envíos al rostro, llevo a Martirosyan a la indefensión de las cuerdas y luego a la fría lona de la cual no se levantó más.

Esta victoria, la cual le significó a Golovkin la defensa número veinte de sus títulos en la división de las 160 libras, cifra que empata con la del retirado ex boxeador norteamericano Bernard Hopkins, confirmó la grandeza del status quo del kazajo no solo en este peso, sino lo que representa hoy por hoy en el boxeo mundial, considerado por unos como el número uno libra por libra del mundo, y para otros el dos, detrás de ucraniano Vasyl Lomachenko.

Habiendo terminado con contundencia la tarea del cinco de mayo, fecha en la que el pueblo mexicano celebra la batalla de liberación de Puebla, Golovkin esgrimió una sonrisa por el cumplido y reveló que estaba contento “por el gran regalo” que pudo darle a sus seguidores del país azteca.

Héroe hasta para los propios mexicanos, GGG fue sacudido por las aclamaciones de la concurrencia; ya no parece ser una estrella estrictamente de su país, ante la ausencia de boxeadores que trabajan finamente en este negocio, él ha sido adoptado como propio por multitudes y su imagen deportiva está en lo más alto, no así la de Saúl “Canelo” Álvarez, el gran ausente en todo este asunto, al resultar positivo en dos pruebas de clembuterol.

“Estoy listo para pelear con Canelo en cualquier momento. Yo estuve listo para el cinco de mayo. Lo estaré para septiembre, pero mi carrera no depende de él. De su caso del clembuterol, no diré nada, soy un boxeador, un profesional y estoy para pelear con cualquiera”, dijo GGG en la conferencia.

“Ahora entiendo porqué Canelo comió carne”, expuso Martirosyan en tono de broma ante la prensa que le dio cobertura al evento, resaltando las cualidades de superlativas de Golovkin, el rey del momento y de los pesos medianos.

...

Notas Relacionadas