Elaboran piñatas para todos los gustos

La creatividad y el trabajo en equipo son la base en la elaboración de piñatas

Cada uno de estos jóvenes tiene un motivo que los llevo al mercado Oriental. Todos coinciden en que cuando se quiere todo se puede, siempre en el camino de la honradez . HOY/FOTO: Manuel Esquivel

HOY

Desde hace más de dos años, Mario Orozco pone en práctica su creatividad para elaborar piñatas en el negocio donde trabaja en el mercado Oriental.

“La falta de empleo que existe en el país me motivó a aprender la técnica de armazón (armar con alambre), esta labor me permite generar ingresos diarios, le das algo diferente al cliente, no son las piñatas tradicionales, elaboradas solo con el periódico, con tazas de barro o chimbombas, podríamos decir que es lo más nuevo en este arte”, cuenta Mario.

El joven, quien trabaja en una piñatería de este centro de compras, refiere que en menos de una semana aprendió a armar piñatas sencillas como: pelotas, estrellas, héroes y princesas, con el tiempo pudo hacer las más complicadas.

“No tenía la velocidad, cuando vine a trabajar al Oriental la adquirí, aquí me dedico solo a armar, tengo dos compañeros más, uno se encarga de forrarlas y otro de vestirlas, en coordinación creamos las piñatas más rápido y nos llevamos menos tiempo, cada quien se tiene medido”, manifiesta.

En equipo

A pesar que tienen poco tiempo trabajando en el mercado, cuentan que ganan muy bien. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

Orlando Betancourt, de 28 años de edad, trabaja de la mano con Mario y su labor consiste en forrar la figura de alambre con papel bond.

“Llevo apenas 10 años dedicándome a esto, puedo durar entre 20 y 40 minutos forrando una, eso dependerá del tamaño y la forma que tengan, con lo que gano en el mercado pago mis estudios universitarios, pues sueño con ser un agrónomo, estudio los días sábados y trabajo el resto de días, es un gran esfuerzo el que me toca hacer”, cuenta Betancourt.

Reynaldo Durán se encarga de vestirlas con papel crepé, aunque le llevó mucho tiempo aprender a darle el toque final a cada una, confiesa que la experiencia lo ha convertido en un maestro.

“Mi familia ha hecho piñatas por muchos años, pero no me llamaba la atención, hasta que me tocó dedicarle más tiempo, me di cuenta que en el mercado me puedo ganar lo mismo que en una empresa, llevo cuatro años en el centro de compras, y ha sido de mucha bendición, más porque se trabaja en equipo”, puntualiza Durán.

Piñatas se hacen por encargo
Los tres jóvenes pueden hacer hasta 60 piñatas al día.

Coinciden en que lo más complicado para armar, forrar y vestir, son los transformers, una figura grande la elaboran en más de medio día. Las piñatas que llevan más trabajo se hacen solo por encargo.

 

...

Notas Relacionadas