Bernardo Osuna: “El peor enemigo de Chocolatito siguen siendo las 115 libras, no el nombre del rival”

“Son peleas difícil, Román debe procurar regresar y hacerlo pronto”, concluyó Osuna.

Bernardo Osuna, analista de boxeo de la cadena ESPN y director además del programa “A Los Golpes”. Foto Cortesía Bayron Saavedra.

HOY/ENVIADO ESPECIAL LOS ÁNGELES, CALIFORNIA

Bernardo Osuna, analista de boxeo de la cadena ESPN, director además del programa “A Los Golpes”, está en California en ocasión de dos veladas que se realizarán el 4 y el 5 de mayo, incluida la del kazajo Gennady “GGG” Golovkin y el armenio Vanes Martirosyan.

Mientras se preparaba para entrar en vivo, ataviado con una camisa de cuadros, Osuna accedió a hablar del boxeador nicaragüense Román “Chocolatito” González, cuyo regreso había sido programado para este fin de semana en la ciudad angelina, aunque por trabas de último minuto no resultó su regreso.

Los años de experiencia de Osuna le indican que el problema de Román es haber llegado a un tope de peso, en un punto donde si sigue subiendo, se encontrará con oponentes que matemáticamente serán superiores a él en resistencia y golpeo. Lució fantástico en 105, 108 y 112 libras, pero en 115 otra ha sido la historia.

“El peor enemigo de Román siguen siendo las 115 libras, no importa si el rival se llama Rungvisai o ‘El Gallo’ Estrada. La ventaja él no la entrega en la báscula, sino arriba del cuadrilátero, con peleadores que se exprimen y el día de la pelea explotan, como le sucede al tailandés”, manifestó Osuna, en relación a los cambios del cuerpo entre el día del pesaje y el día de la pelea.

El periodista puso sobre la discusión el caso de la leyenda mexicana Julio César Chávez, cuyo cuerpo calibró a la perfección atravesando en tres divisiones (130, 135 y 140 libras), pero cuando intentó ir más allá su cuerpo dijo “no más”.

“Román se ha visto afectado por el salto de peso. Lo vimos con Julio César Chávez, cuando estuvo en sus tres categorías, fue su mejor momento, tenía velocidad, movimiento, tenía todo, pero el tema con Román es que cuando llegó a las 115 libras, sus rivales aguantan más, pegan más duro, entrega muchas ventajas”, reflexionó Osuna. Pero también ve complicado que descienda a las 112, ya que incurrirá en un sacrificio gigantesco.

De Superfly 1 y Superfly 2, la primera en la que Román fue noqueado por Rungvisai, y en la segunda en la que Juan Francisco “El Gallo” Estrada y el tailandés protagonizaron un gran combate, Osuna ve a Román entre ellos como un “no favorito”.

“Son peleas difícil, Román debe procurar regresar y hacerlo pronto”, concluyó Osuna.

...

Notas Relacionadas