Jinotega realizó misa por la paz de Nicaragua a pesar de limitaciones

Los católicos se concentraron en la Peña de la Cruz.

HOY/Foto: Sara Ruiz

Pese a que el alcalde de Jinotega, Leónidas Centeno Rivera, eliminó el asueto local un día antes de la peregrinación y misa en la Peña de la Cruz, este año dedicada a los nicaragüenses muertos el 19 de abril y por la paz de Nicaragua, cientos de feligreses de todo el departamento se reunieron en la cúspide del cerro para escuchar las palabras de monseñor Eliar Pineda.

Esta peregrinación y misa ha sido una tradición para los fieles católicos, ya que es impulsada desde hace más de 20 años por Monseñor Eliar Pineda, quien, desde el domingo pasado en la misa por la paz realizada en la Iglesia Nuestra Señora de los Ángeles, dio un fuerte sermón en donde exhortaba al gobierno a retirarse de manera cívica, para seguir evitando muertes e invitó a esta actividad del 3 de mayo.

También habría agradecido al alcalde por acatar la sugerencia del obispo, Monseñor Carlos Enrique Herrera, de suspender las fiestas de mayo y sus actividades que implicaban alcohol y terrenos prósperos para generar violencia.

En este lugar fue la concentración de los fieles católicos, quienes se reunieron para orar por la paz de Nicaragua. HOY/Foto: Sara Ruiz

Sin embargo, un día antes de esta celebración el alcalde lanzó un comunicado donde expresaba que dado a sus facultades, retiraba el asueto local del 3 de mayo, a lo cual muchos ciudadanos se quejaron pues de esa manera no participarían en la peregrinación.

A pesar de la eliminación del asueto, y la falta de apoyo de la municipalidad, se consiguió un equipo el cual fue cargado por campesinos de Mancotal, para llevarlo hasta el quiosco donde se realiza la misa.

“Hemos convocado a la feligresía católica para celebrar la fiesta de la Santa Cruz, que hermoso es estar todos aquí unidos como iglesia, celebrando está eucaristía como una muestra enorme del amor que Dios nos tiene, muchas personas pensaban que no iba a venir gente, pero vean que cantidad enorme , porque esta fuerza de Dios, de la juventud, la niñez y la vejez no la va a detener nadie, aunque nos quiten el asueto todos los años, jamás dejaremos de celebrar esta eucaristía” dijo el padre Eliar.

Para iniciar la jornada se rezó el Santo Rosario y se mencionó los nombres de los estudiantes, civiles y policías muertos desde el 19 de abril.

De igual manera, el padre Eliar se pronunció, “agradecemos a la juventud por haber despertado a Nicaragua, ojalá la sangre derramada de estos jóvenes no sea en vano y ojalá falten pocos días para poder estrenar una Nicaragua más justa, no se puede callar la voz de la iglesia, no se le puede poner un bozal a la iglesia”, dijo Pineda que agregó que como sacerdotes ellos tienen que estar con su pueblo y sentir el dolor del mismo, el cual clama justicia.

...

Notas Relacionadas