Dinorah Isabel Miranda, teje trajes a las muñecas

Los juguetes que ofrece en su tramo tienen ese toque “único” que convence a los clientes

muñecas, teje, mujer, comerciante, Dinorah Isabel Miranda , oriental

Las muñecas tienen mayor demanda por el buen estado en que se encuentran y por los distintos colores que usa la comerciante al crearles las vestimentas. HOY / Wilmer López

HOY

Doña Dinorah Isabel Miranda vende juguetes de segunda mano en el mercado Oriental desde hace aproximadamente 27 años. El éxito de su negocio se debe a algo particular: a cada muñeco o muñeca le teje vestidos.

Miranda, quien empezó en el centro de compras vendiendo diferentes tipos de condimentos, asegura que el talento de tejer se lo otorgó Dios, por tal motivo siempre agradece este don.

“Dios me dio la oportunidad de vender juguetes de segunda, empecé con mi esposo y con el tiempo él consiguió otro tramo, todas esas bendiciones vienen del cielo, cómo no agradecerle a Dios todo lo que ha hecho por nosotros”, comenta.

Dinorah cuenta que al día teje más de 10 vestidos sencillos, cada uno lo confecciona en unos 45 minutos aproximadamente.

“Soy bastante ágil, cuando me toca hacer piezas para las muñecas de trapo, o las que son más grandes me demoro un poco más, pero siento que lo hago muy rápido y bastante bien, por eso le llamo talento, la gente que me conoce lo sabe y se enamoran de mi trabajo”, refiere la comerciante.

HOY / Wilmer López

Económicos

Además de vestidos para las muñecas, la talentosa comerciante, crea otro tipo de piezas: monos, carteras, gorros, pantalones, chores y camisas, en todos los colores.

“Una vez que el cliente elige la muñeca que quiere llevarse, escoge la ropa, puede perfectamente llevarse la que en ese momento tenga puesta, o puede elegir entre la que tengo de recurso, si no le gusta y anda con tiempo, me puede pedir gusto y yo con mucho gusto se lo hago sin cobrarle de más”, relata.

250 córdobas cuestan los muñecos “Kenneth”, traen el traje original incluido, más la pieza que hace la comerciante.

El precio de las muñecas o muñecos depende de la calidad y tamaño que tengan. Se encuentran desde los 100 hasta los 250 córdobas.

“Vendo las piezas de forma individual, dependiendo el trabajo y los detalles que lleven es el precio, así como pueden costar 30 córdobas, también hay piezas de 60 córdobas, la gente ha sabido valorar mi trabajo, eso es lo mejor que me puede pasar, cuando son clientes hago regalías, saben que me pueden venir a buscar en cualquier momento”, apunta.

Según la comerciante, en sus tramos los clientes encuentran cualquier variedad de juguetes a precios bastante asequibles.

HOY / Wilmer López

“No me gusta vender caro porque no tiene sentido, uno valora la situación de cada uno, estoy consciente del esfuerzo que muchos padres hacen para poder comprar un juguete a su hijo, entonces no me gusta abusar, por eso es que he logrado mantenerme, la gente me busca y eso me llena mucho, igual pasa con el tramo de mi esposo, son pequeños, pero tratamos que nos alcance todo”, manifiesta.

Dinorah recuerda la importancia de siempre estar en constante oración con Dios, para poder recibir bendiciones todos los días. La comerciante ofrece juguetes desde los 50 córdobas; la mayoría se encuentran casi nuevos.

El día de doña Dinorah se va muy rápido, porque todo el tiempo tiene la lana y la aguja en sus manos. Confiesa que no podría estar un día sin tejer alguna pieza.

“Ya me acostumbré, lo hago en el bus, en mi casa antes de dormir, aquí en el tramo, es algo que me apasiona, una actividad a la que le tengo amor”, subraya la comerciante.

...

Notas Relacionadas