Cristofer Rosales González debe espera más para subir de categoría

Luego de un merecido descanso, Cristofer, nacido en Managua, espera regresar pronto al gimnasio para prepararse y defender su cetro mundial de las 112 libras del CMB que conquistó en Japón.

El nuevo monarca pinolero Cristofer Rosales González debería esperar un poco más para dar el salto a las 115 libras. AFP

HOY

En recientes declaraciones, el campeón mosca (112 libras) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Cristofer “el Látigo” Rosales González, ha anunciado su deseo de hacer dos defensas del cinturón que ganó en Japón y posterior a esto dar el salto a la categoría súper mosca (115 libras).

De entrada, esta posible decisión no parece convenirle en lo más mínimo al capitalino, por una razón sencilla, estaría apresurando su carrera, sin tantos rounds en estas lides como para mudarse a las 115 libras, la que puede ser comparada con una jaula de leones.

La madurez es un asunto que se gana con el tiempo, el estallido que provocó su victoria contra el japonés Digo Higa fue una sorpresa, pero no por eso debe creer que las situaciones se repetirán.

Cristofer debe empezar dando pasos cortitos, siendo manejado con inteligencia, para garantizarse un reinado sólido y el futuro económico de su familia.

Si se parte de lo que él mismo ha asegurado, Rosales González realizaría sus primeras dos defensas a mediados y finales de este año, es decir, haciendo estos cálculos, a principios de 2019 estaría abandonando la corona y enrumbándose a la categoría donde podría encontrarse con Román “Chocolatito” González, Srisaket Sor Rungvisai, Juan Francisco “el Gallo” Estrada, y otra lista de nombres tan larga como peligrosa.

Por tal razón, sin ser favorito ante ninguno de estos nombres, el nuevo monarca pinolero estaría subiendo a la ruleta rusa sin colocarse el cinturón de seguridad. La calidad la tiene, pero de momento es muy tierno en peleas de tierno y solo el tiempo lo hará madurar.

“Quiero vengarme del nocaut que Rungvisai le propinó a Román”, declaró Rosales en México, adonde viajó recientemente para recibir el título del CMB de manos del presidente del organismo, Mauricio Sulaimán.

Para llevar su carrera con calma, a Rosales le haría bien concretar unas cinco defensas, si obviamente no pierde, y con esto irá apoderándose de mayor bagaje para un posible salto a las 115 libras, tomando en consideración que es un joven de 23 años y tiene un futuro por delante.

Luego de un merecido descanso, Cristofer, nacido en Managua, espera regresar pronto al gimnasio para prepararse y defender con agallas su cetro mundial de las 112 libras del CMB que conquistó en Japón.

Tras cumplir su ansiado sueño de convertirse en campeón, actualmente Cristofer contabiliza 27 triunfos, tres reveses y 18 nocauts.

...

Notas Relacionadas