Conductor de un bus de la ruta 104 huyó al enterarse que psicóloga falleció

Juez ordena captura de conductor de un bus de la ruta 104 que atropelló a psicóloga que murió en hospital de Managua

La psicóloga estuvo en el hospital desde diciembre de 2017, hasta fallecer en febrero de este año. Fue atropellada por el conductor de un bus de la ruta 104. HOY/Archivo

HOY

Alfredo Enrique Cuarezma Páramo, de 30 años, conductor de un bus de la ruta 104, quien el 22 de diciembre de 2017 atropelló a una joven psicóloga, tiene una orden de captura y allanamiento de morada en su contra, debido a que no se presentó a una audiencia especial de ampliación de pruebas que la Fiscalía iba a presentar en contra del chofer.

El conductor Cuarezma tenía que presentarse a la audiencia especial el 22 de marzo de 2018, y aunque fue debidamente notificado no compareció ante el juez Quinto Local Penal de Managua, Walter William Vargas, quien emitió la orden de captura contra el busero.

Ese día la Fiscalía, que inicialmente había acusado al conductor Cuarezma por lesiones imprudentes, iba a solicitar que el caso pasara como homicidio imprudente debido a que la víctima, la psicóloga Lisseth Carolina González Mendoza, de 25 años, falleció el 6 de febrero de 2018, después de permanecer hospitalizada desde el pasado 22 de diciembre.

La psicóloga Lisseth Carolina González Mendoza. HOY/Archivo

Juicio suspendido

De momento, tanto la audiencia especial como el juicio están suspendidos, hasta que se capture al busero.

La psicóloga González murió a la 1:00 de la madrugada del 6 de febrero de 2018, en el Hospital Lenín Fonseca, debido a que tenía fractura en la pelvis y la pierna izquierda, de allí se derivaron complicaciones.

González no procreó hijos y deseaba poner un consultorio. Batalló por su vida desde aquel fatídico 22 de diciembre de 2017, cuando fue atropellada frente al Recinto Universitario Pedro Aráuz Palacios (Rupap), por un bus de la ruta 104, cuando la víctima regresaba a su vivienda, en el barrio Georgino Andrade, Managua.

ÚLTIMO DESEO DE LA VÍCTIMA

La psicóloga Lisseth Carolina González desde su cama (en el hospital) le expresaba a su mamá Maura Mendoza el deseo de que al busero le suspendieran de por vida la licencia de conducir.

“Fueron dos meses en el hospital donde me tocó vivir la cruda, los llantos y las curaciones de mi hija”, recordó la madre, cuando su hija falleció.

...

Notas Relacionadas