Ansiosos por abastecerse

Los pobladores aprovecharon la mañana para comprar alimentos

En algunas distribuidoras permanecían las grandes filas, para poder obtener los productos básicos del hogar. HOY/FOTO: Wilmer López

HOY

Algunos alimentos básicos como el arroz, frijoles, aceite, azúcar, huevo, carne y pollo “volaron” en el mercado Oriental. Los comerciantes de estos productos aseguran que ayer, desde muy temprano, los pobladores llegaron al centro de compras, ansiosos por adquirir la provisión y así asegurar el alimento diario de su familia.

De acuerdo con Sonia García, vendedora en el sector de El Novillo, los habitantes que llegaron a su tramo compraron los productos en grandes cantidades, manifestando su temor a quedarse sin alimentos, después de los saqueos que se presentaron el pasado domingo en varios supermercados de la capital.

“Muchos comerciantes prefirieron no abrir sus tramos porque los delincuentes intentaron armar el desorden, nosotros nos unimos y no lo permitimos, sin embargo se queda con la angustia”, señala.

García menciona que los vendedores que decidieron trabajar tenían previsto cerrar sus tramos temprano y contrataron seguridad privada para garantizar la integridad de sus negocios.

“La actividad comercial no se encuentra normal, los mayoristas no se presentaron, solo andan supervisando sus tramos, otros solo abrieron una parte de sus cortinas y la gente tuvo que hacer fila para abastecerse, llevo muchos años en este mercado y me sorprendió la forma tan desesperada en que la gente demandaba que les despacháramos”, indica García, quien espera que las cosas puedan volver a la tranquilidad pronto.

Sin variedad

Los pobladores mencionaron que buscaron dinero para poder abastecerse. HOY/FOTO: Wilmer López

Por su parte, María Guadamuz, quien vende perecederos en el centro de compras, alega que cuando se enteró que grupos de maleantes querían invadir el centro de compras, perdió mucho dinero en mercadería, pues no les dio tiempo de guardarla.

“Estaba muy nerviosa, me encontraba sola en el tramo, guardé lo que pude y me fui para mi casa, preferí resguardar mi vida, hoy (ayer) regresé a vender lo que me quedó, la mayoría de minoristas estamos haciendo lo mismo, pero no pensamos trabajar el mismo tiempo de siempre”, puntualiza.

Guadamuz menciona con respecto al precio de los distintos perecederos, que esta semana se mantienen estables, a pesar de todo lo que ha estado ocurriendo.

“El quintal de cebolla continúa en 200 córdobas, el tomate se está comprando en 250 y 300 córdobas la cajilla, y la malla de chiltoma dependiendo el tamaño se valora en 200, 250 y 300 córdobas; los precios son similares a los de la semana pasada”, dice la marchante.

Algunos comerciantes no abrieron sus tramos; sin embargo, permanecían en el lugar para evitar cualquier tipo de saqueo en el centro de compras. HOY/FOTO: Wilmer López

Maritza Lara, quien vende granos básicos, tampoco reporta ninguna variación en los precios.

“Yo pensaba que los precios se iban a disparar, sobre todo después de ver el alboroto que ha pasado en casi todo el país, pero en lo personal no me estoy aprovechando, he escuchado que algunos comerciantes sí le han subido a lo que es frijoles y aceite, entre otras cosas necesarias en los hogares, pero no podemos dar caro productos que hemos comprado a precios normales, ojalá que la calma se logre mantener, que más pobladores vengan a comprar, aquí estamos atendiendo y rogando a Dios que nos proteja, porque a cada uno le ha costado salir adelante con sus negocios”, subraya la comerciante.

Pocos compradores
El Gancho de Caminos fue uno de los sectores con poca afluencia, el día de ayer.

Este lugar donde también se concentran un gran porcentaje de vendedores ambulantes estuvo ralo.

La mayoría de vendedores de la zona de ropa y zapatos decidieron cerrar su tramos. Los pocos comerciantes que se presentaron a trabajar esperan que ya hoy todo vuelva a la normalidad.

 

...

Notas Relacionadas