Encuentra un cuajipal en vía pública de Managua

El veterinario Noel Martínez, explicó que estos reptiles salen a tomar sol y en busca de comida

El ciudadano que pidió el cuajipal a la persona que lo encontró, le amarró la trompa al reptil con cinta adhesiva para evitar sufrir un ataque. HOY/Cortesía

HOY

En plena carretera fue encontrado un cuajipal de aproximadamente un metro de largo en las cercanías de los semáforos del Zumen, la mañana de ayer.

El ciudadano que halló el reptil es conocido como Catanga y andaba con el cuajipal por las calles del anexo del barrio René Cisneros de la capital.

Eso le llamó la atención al poblador Alcides Sotelo, quien literalmente se enamoró del cuajipal, ya que nunca había visto uno, únicamente a través de programas televisivos.

Sotelo, para evitar sufrir algún ataque del reptil, utilizó cinta adhesiva para sujetarle la trompa.

“Sería liberado”

Cuajipal
El cuajipal fue encontrado en las cercanías de los semáforos del Zumen. HOY/CORTESÍA

Sotelo optó por llamar a medios de comunicación para alertar a las autoridades correspondientes.

No obstante, el reptil fue llevado por trabajadores de una radio local, quienes se comprometieron a liberar al cuajipal en las aguas del Lago Xolotlán.

El insólito caso tenía asombrados a los habitantes de ese sector de la capital.

Pero el hecho que el cuajipal apareciera en la vía pública tiene una explicación, según explicó el veterinario Noel Martínez, del Centro Médico Veterinario.

“Los reptiles necesitan del sol para regular su temperatura, distinto a nosotros los seres humanos, o los animales de sangre caliente”, explicó.

Según Martínez, este tipo de reptiles pueden vivir cerca de ríos, lagunas, charcos o cauces.

“Cuando se les agota la comida entonces salen a buscar comida y pueden irse a las casas donde hay gallinas, perros pequeños, perfectamente los podemos encontrar en lugares alejados a fuentes de aguas”, añadió.

Asimismo recomendó a las personas no tocarlos y llamar a las autoridades correspondientes.

El lagarto Juancho

En marzo la opinión pública estuvo pendiente del paradero del lagarto Juancho, que fue sacado por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y llevado a un sitio desconocido.

Se presumía que un funcionario lo tenía en su propiedad.

El caso explotó en las redes sociales y a los días tuvieron que regresar al lagarto a su sitio donde solía tomar sol.

...

Notas Relacionadas