Portada_Super_Banner_P_Section_1

Familia de niño muerto señala de presunta negligencia a Centro de Salud de León

a madre y abuela del niño muerto en León señalan que hubo negligencia médica

La madre y abuela del niño muerto en León señalan que hubo negligencia médica Foto Eddy López

La madre y abuela del niño muerto en León señalan que hubo negligencia médica Foto Eddy López

León

Han transcurrido diez días y la joven Melani Lesly Gutiérrez Flores, de 18 años, con un semblante doloroso y al mismo tiempo airado, sigue esperando una explicación de parte de las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) por la muerte de su hijo de siete meses, Tanner André Valladares Gutiérrez. Ella y su familia señalan de negligencia médica en la muerte del menor.

Melani no consigue estar un segundo en paz, a ratos recuerda la vitalidad de su bebé meses atrás, llora, mira sus fotos y algunos videos. Está segura que tal tragedia pudo haberse evitado.

El 3 de abril la joven originaria del reparto Villa Soberana, en León, llevó a su hijo con problemas respiratorios al centro de salud, ubicado en el reparto Oscar Pérez. Ahí el pequeño fue atendido por una doctora.

Durante el chequeo, la galena le dijo a Melani que la molestia en el niño era normal, no había nada malo en su salud y posteriormente le recetó Ketotifeno y lo envió a casa.

Después de seis días, el 9 del mismo mes, el niño se complicó y a las 6:00 a.m. fue llevado con presteza al Hospital de León. Dos horas más tarde los médicos comunicaron que había muerto.

“El niño tenía problemas para respirar, mi mamá me dijo que lo llevara al centro de salud, en el centro de Salud me dijeron que la respiración que tenía el niño era normal porque solo tenía f lema en los pulmones, me recetaron el medicamento y me regresé a la casa”, relató en llanto la joven madre.

Refirió que durante ese lapso en casa estuvo medicando a su bebé con el fármaco recetado, pero no miró mejoría alguna.

El lunes (9 de abril) en la madrugada, el niño amaneció con gran dificultad para respirar.

“Me dejé ir al Hospital de León y me dijeron que mi hijo tenía una neumonía grave, me lo canalizaron y me dijeron que lo iban a entubar, y cuando lo iban a entubar el niño falleció”, manifestó Gutiérrez.

“Hubo negligencia”

Para la madre del infante la explicación a esta desgracia la tienen en el centro de salud donde atendieron al niño, primeramente ratifica que la doctora que le trató no fue capaz de ofrecer diagnóstico certero y minimizó la gravedad del infante.

“Considero que hubo negligencia… si la doctora me lo hubiera revisado como debería de ser, me hubiera mandado directamente al hospital, no me dijo que tenía neumonía, si no lo hubiera llevado desde el primer día. No habría esperado”, expresó Gutiérrez.

Asimismo, resaltó que en todo el tiempo que estuvo al lado de su pequeño, fue una madre responsable y entregada.

“Tengo testigos y saben que siempre estuve atenta con el niño y si se me enfermaba siempre lo llevaba al centro de salud, había cumplido con las vacunas”, afirmó la joven.

Abuela molesta

Les dije a los médicos que me explicaran qué fue lo que pasó y siempre se justifican, yo no soy médico y fui capaz de ver que el niño no estaba respirando y ellos que son expertos no identificaron el problema”, denunció Flores.

Aclaró que en el Hospital de León, los médicos fueron muy atentos con su nieto e hicieron todo lo posible para salvarle la vida.

“Es en el centro de salud que hubo negligencia. Yo pido una explicación”, refirió la abuela del menor.

Flores Padilla asimismo se quejó de la mala atención que —según ella— ofrecen algunos médicos hoy día. “El salario de ellos viene de nuestro trabajo, ellos reciben su salario completo. Deben dar buena atención”, señaló.
En la epicrisis que extendió el hospital señalan que el deceso del menor se debió a insuficiencia respiratoria, neumonía, sepsis y shock séptico.

De este caso a la fecha no se ha interpuesto denuncia a la Policía y se desconoce si realizaron la denuncia de forma escrita.

Se intentó conocer la versión de las autoridades del centro de salud, lugar donde fue atendido el niño, pero una doctora, que no se identificó, dijo que no estaban autorizados para dar declaraciones.

Muertes inesperadas
Managua

Francely Navarro

El 30 de diciembre del 2015 María Hilda Baca Ordóñez, de 6 años, murió en el Hospital General España, de Chinandega. La pequeña presentó vómitos, fiebre y dolor abdominal desde el 26 de noviembre.

En el hospital, los médicos le aplicaron suero, oxígeno y presuntamente la dejaron en una sala sin mayor vigilancia. Luego solo comunicaron que la niña había muerto. La familia adujo que hubo negligencia médica porque ningún galeno dijo cuáles eran las causas del deceso, tuvieron que tomar el cuerpo de la niña y llevarlo a casa, en San Agustín.

La familia de la niña tenía sospechas de que había muerto de dengue; sin embargo, esto no había sido confirmado por los médicos y tampoco emitieron ningún diagnóstico cuando llegó. Días después, la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, Rosario Murillo, confirmó que la muerte había sido por dengue y chikungunya.

“Pedía agua y le sacaron sangre, pero ya no aguantó. A mi niña no le dieron el seguimiento que necesitaba, a ella la vieron como una niña más”, lamentó Azucena Suyen Ordóñez, madre de la infante. Otro Martirio En noviembre del 2017, Cruz Selena Centeno Arbizú, de 20 años, murió en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), de León, días después de que su hijo falleciera en su vientre, con varios meses de embarazo.

Sus familiares pidieron una explicación al Ministerio de Salud, porque consideraron que hubo incumplimiento de las normas hospitalarias del paciente. Después de la muerte del bebé, Centeno Arbizú pasó más de veinte horas con el niño dentro, los familiares decidieron dejarla en el centro y reclamaron porque los médicos la querían enviar a casa.

Presuntamente los galenos les dijeron que no podían sacarle al bebé porque su salud no eran buena. La muchacha se complicó debido a eso y el 12 de septiembre murió.

Proceso desgastante

Según la apreciación de Juan Carlos Arce, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos (Cenidh), es raro que los casos de supuestas negligencias médicas lleguen hasta la vía legal.

Pero si la familia quiere justicia deben enfrentarse a un proceso largo y desgastante. Según Arce, lo primero es hacer el reclamo formal verbal o por escrito al centro de salud u hospital donde se atendió al paciente. Dicho centro de atención médica tiene la responsabilidad de revisar todo el proceso de atención al paciente mediante los expedientes abiertos del caso.

Debe haber una resolución por parte de la dirección del hospital. Si no hay atribuciones específicas en esta resolución, lo mejor que puede hacer la familia es ir al Silais, que debe emitir otra resolución mediante una auditoría médica.

Si con esta resolución aún no hay justicia en el caso, la otra vía es buscar respuesta en la central, en este caso el Minsa, el cual hace una revisión de todo el caso con una comisión de médicos. También se puede optar a hacer denuncia en la Policía Nacional o Ministerio Público, pero normalmente por la falta de información del caso, el proceso se estanca.

Según la Organización Mundial de la Salud, la neumonía es responsable del 15 % de todas las defunciones de menores de 5 años. Archivo
Según la Organización Mundial de la Salud, la neumonía es responsable del 15 % de todas las defunciones de menores de 5 años./HOY: Archivo

¡Alerta! Enfermedad agresiva

Yaosca Reyes Centeno

“No sabría decir quién tiene culpa, porque eso lo determinará el Minsa, pero esperaron mucho tiempo”, estima el médico internista Neri Olivas sobre el caso del niño fallecido en León, Tanner Valladares. Olivas explica que la neumonía es una enfermedad agresiva y peligrosa, que si no es tratada a tiempo, puede llevar a la muerte.

Y quienes siempre están en riesgo son los niños —más los menores de un año— y adultos mayores. El médico Olivas señala que existen dos tipos de neumonías: la viral, que es común, y la adquirida por bacterias como la neumococo y la Haemophilus influenzae, que atacan con mayor violencia al sistema respiratorio de los pacientes.

“La neumonía tiene un nivel de mortalidad alta en todo el mundo. No vamos a estar diciendo que todo paciente que muere por neumonía lo mató el médico. A veces hasta 30 por ciento de mortalidad tiene”, explica Olivas. Asimismo, agrega que en este caso habría que esperar qué dicen las autoridades, pero siempre hay que tomar en cuenta que son muchos los factores que pueden influir en una muerte como esta.

Síntomas El doctor Neri dice que lo principal con esta enfermedad es estar atentos a los síntomas o signos de alerta para tratarla a tiempo: Fiebre alta, mayor de 38 grados. Tos con mucha flema.

Dolor en el tórax —pecho—. Dificultad para respirar o respirar muy rápido. Cansancio excesivo. Ruido en los pulmones. Piel pálida o morada y falta de apetito. “Si los síntomas persisten después de tres días, hay que visitar el médico de nuevo”, recomienda.

 

...

Notas Relacionadas