Policía quiso responsabilizar a madre de desaparición de niño

Los policías la amenazaban con “que por ser desobligada con mis hijos, me iban a quitar mis tres hijos que me habían quedado”.

Los padres del niño desaparecido viajaron hasta la capital para denunciar el caso ante el Cenidh. HOY/ Elízabeth Romero

Después de casi un año de la búsqueda sin resultado de su hijo Francisco, Ana María Laguna pudo relatar ante el abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Juan Carlos Arce, cómo tras ocurrido el rapto, la Policía en lugar de investigar el caso intentó responsabilizarla a ella.

Francisco Jirón Laguna, en ese entonces de 18 meses, fue raptado el 20 de abril del año pasado de la hamaca de su casa en la comunidad San Martín de Yaoya, Siuna, Caribe Norte, mientras su madre salió a buscar leña.

Ese día, un jueves, los otros niños del matrimonio Jirón Laguna se fueron a clases, lo que aprovechó la mujer para dormir a Francisco, “dejarlo en la hamaca y salir a recoger una leña”. Laguna dice que había salido unas doscientas varas de la casa y cuando regresó Francisco no estaba.

Después que Laguna insistió en la denuncia de la pérdida de su hijo, la Policía la mantuvo bajo interrogación durante un día en El Chipote. “Me decían que dijera la verdad, si no, a punto de golpe me iban a sacar la verdad y que si era que había entregado el niño a alguien o se me había matado o si era que andaba con algún querido en el monte, que por andar con el querido había dejado abandonado a mi hijo”, relató.

Además la mujer denunció que los policías la amenazaban con “que por ser desobligada con mis hijos, me iban a quitar mis tres hijos que me habían quedado”.

El abogado del Cenidh criticó el procedimiento empleado por la Policía para que Laguna asumiera la responsabilidad de la pérdida del menor.

“Es desde todo punto de vista reprochable y que debe dar cabida a que se abra un proceso investigativo, porque a esta familia además del dolor que ya tiene por la pérdida de su hijo, también se les ha revictimizado”, sostuvo el abogado del Cenidh.

Un año después la Policía ordenó al Instituto de Medicina Legal (IML) que se le realice una prueba de ADN a los padres de Francisco. La prueba ya fue practicada y se espera que en 15 días estén los resultados.

David Jirón, padre del niño, aseguró desde el Cenidh que las autoridades policiales no les brindan mayor información, más que en el Ministerio de la Familia hay tres niños con características similares a las de Francisco.

Sin embargo, lamentó que las autoridades no les han permitido verlos y ni siquiera les muestran una fotografía, “para así tener una esperanza”.

“Ese es el único dato relevante que yo encuentro en los doce meses, el examen de ADN”, dijo Jirón, quien consideró que “no hay crimen perfecto sino mal investigado”. En marzo pasado Jirón demandó en Plaza el Sol igual tratamiento que el que recibieron los padres de un niño de Chinandega que fue localizado horas después de haber sido robado.

...

Notas Relacionadas