Salma Hayek fue distinguida por su labor humanitaria

La estrella de la cinta Frida fue honrada en la ceremonia con el Premio al Liderazgo Danny Kaye

La actriz mexicana Salma Hayek fue reconocida por su labor humanitaria en la séptima Bienal de Unicef Ball, celebrada el pasado sábado en la noche en Beverly Hills, California.

La estrella de la cinta Frida fue honrada en la ceremonia con el Premio al Liderazgo Danny Kaye. En su participación recordó un viaje con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia hace una década a Sierra Leona, donde amamantó al hijo recién nacido de otra mujer.

Vivencias

Contó que una adolescente de 15 años de edad lloraba porque no podía alimentar a su recién nacido y ella se ofreció a hacerlo, pues acababa de quitarle la leche a su hija, publicó The Hollywood Reporter. Sus acciones no se conocerían de inmediato porque su publicista insistió en que Unicef no publicara la foto. Sin embargo, tres años más tarde la mexicana permitió que la imagen fuera utilizada en una historia sobre la lactancia materna en África.

Hayek también recordó que aplicó vacunas contra el tétanos a niños en Sierra Leona durante el mismo viaje, después de que un recién nacido murió en sus brazos a causa del tétano materno-neonatal.

En los años siguientes la actriz ha colaborado para eliminar el tétano en 44 países, según Unicef. También ha visitado a refugiados sirios en Líbano para apoyar programas educativos. “Se necesita muy poco para hacer cambios grandes, inmensos”, afirmó en la velada la artista, que ayudó a recaudar más de 700,000 dólares para los esfuerzos de ayuda después del terremoto en México en septiembre pasado.

Lea: Erick Bendaña y Shantall Lacayo destacados en la revista Forbes

En la ceremonia también se realizó una subasta en la que los presentes donaron sumas entre mil y 32,143 dólares para financiar la organización. El acto concluyó con la interpretación de “Get Lucky” y “Happy” de Pharrell Williams.

Una mujer talentosa

Su nombre completo es Salma Valgarma Hayek Jiménez y nació en Coatzacoalcos, México, el 2 de septiembre de 1966. Su padre fue empresario en una compañía petrolera y su madre, cantante de ópera.

Su sueño era dedicarse a la política, pero antes quiso ser gimnasta.

Su actuación en la película “Frida” le dio a la actriz las mejores críticas de su carrera y la convirtió en una de las cuatro latinas en ser nominadas a un Óscar a la mejor actriz.

Contra Trump ha denunciado el sexismo y el racismo tanto en su país como en la meca del cine. Como es lógico, detesta a Donald Trump.

Su nombre significa “paz” o “calma” en árabe.

Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Interamericana de la Ciudad de México.
Le apasionan los animales. Antonio Banderas le regaló dos monos por su cumpleaños. Tiene una granja en su rancho (y un huerto, que le encanta cuidar con su hija) con alpacas, caballos, perros, gatos…; todos rescatados y normalmente, con algún defecto físico.

...

Notas Relacionadas