Los peseros del mercado Roberto Huembes

Kevin ayuda a los conductores de buses a salir de la bahía

Los peseros también se encargan de hacerle el llamado a los pobladores a abordar la unidad de bus. Los conductores les pagan un poco más cuando la unidad sale con varios pasajeros. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

HOY

El trabajo de Kevin Muñoz, en la terminal de buses del mercado Roberto Huembes, es cuidar que los conductores que no tienen ayudante saquen las unidades de buses de la bahía sin provocar accidentes.

Muñoz refiere que trabajar como pesero tiene bastante responsabilidad, pues dar una mala dirección al conductor podría hasta cobrar la vida de alguna persona.

“El conductor a través del espejo cuida la parte izquierda, yo me encargo del lado derecho, además de indicarle a la persona qué ruta lleva el bus que va de retroceso, evito que se acerquen demasiado a la unidad, peor por la parte trasera, la concentración es indispensable”, señala.

Dos peseros

Janeth Vargas, sufrió un accidente recientemente cuando un bus salía de la bahía en la terminal del mercado Roberto Huembes. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

El joven señala que en la terminal de buses de este mercado hay dos peseros que se encargan de ayudar a los conductores que cubren la ruta a Veracruz y Rivas, principalmente, ya que no cuentan con ayudantes.

“Ya se han reportado varios accidentes, cuando se dirige mal o simplemente no hay alguien apoyando al conductor un bus puede llegar a chocar con otro, la persona que va pasando se puede llevar un susto, incluso hasta puede ser lastimada, nuestra labor es muy importante, principalmente en esta terminal, donde hay bastantes comerciantes a los alrededores, lo que a veces limita el espacio de salida de los buses”, refiere Muñoz.

El pesero indica que un plan de ordenamiento en la terminal del centro de compras por parte de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) no les sería de gran ayuda para mantener el orden.

Por su parte, Janeth Vargas sufrió un accidente con un bus mientras vendía chucherías de forma ambulante en la terminal. Refiere que las autoridades pertinentes deben asegurarse que cada conductor tenga todo el tiempo apoyo siempre que vaya a retroceder.

“Me bajé de la bahía porque el bus estaba parqueado, arrancó de repente y me botó, al caer, una de las llantas pasó sobre mi pie derecho, no lo pude sacar, quedó muy lastimado, me hicieron puntadas, y ahora así ando trabajando, no he recibido ninguna indemnización de parte de la cooperativa, tampoco del conductor, sin embargo, ahí estoy en la lucha, esperando que se cumpla la voluntad de Dios”, indica la comerciante.

Vargas menciona que cada conductor debe comprometerse a ser responsable, pues las tragedias pasan en segundo.

“Si estoy trabajando todavía con mi pie dañado es porque debo dinero, yo necesito mantenerme y velar por mi familia, yo tengo mi tramo, pero salgo a vender para poder generar más ingresos, hasta tuve que dejar de alquilar y pedir un lugar a mi prima para poder vivir, porque ya no tengo el mismo ritmo de vida, quisiera que los conductores hagan conciencia y actúen de la forma correcta”, subraya la comerciante.

 

...

Notas Relacionadas