Portada_Super_Banner_P_Section_1

Cae depredador sexual de Tipitapa y sus alrededores

El sujeto salió del monte armado con una pistola, intimidó y amarró a la víctima.

El presunto violador Pablo Salgado Meza fue llevado ante la juez Victoria del Carmen López, quien admitió la acusación y programó audiencia inicial para el próximo 23 de abril. HOY/Foto: Wilih Narváez

Antes de violar a la profesora de iniciales M.E.O.T., un sujeto de 20 años le dijo: “Te acordás del caso de la otra (docente), igual que con vos, después voy con la profesora…”. La víctima, de 32 años, tenía los ojos vendados y se quedó callada. El hecho ocurrió en San Francisco Libre, Managua.

El presunto violador, identificado como Pablo Francisco Salgado Meza, tenía una semana de estar acechando a la profesora hasta que presuntamente concretó el aberrado acto a eso de las 7:00 a.m. del 2 de octubre de 2017, en el municipio de San Francisco Libre.

Los detalles fueron revelados la mañana de ayer por la fiscal Regina Montano, durante la audiencia preliminar que se realizó en los Juzgados de Tipitapa. El sujeto fue acusado por los delitos de violación y violencia psicológica en perjuicio de la docente.

El sujeto escuchó los cargos en su contra sin un abogado defensor. No obstante, la próxima vez que comparezca tendrá uno.

Momentos de terror

El día que la profesora fue emboscada iba a bordo de su motocicleta y llevaba puesto su casco de protección.

En su hombro derecho llevaba un bolso que en su interior contenía dos cuadernos de registro, tijera, un cuaderno de plan, partidas de nacimiento de niños, programación de clases, entre otros documentos, y un celular valorado en 2,200 córdobas.

Habían transcurrido veinte minutos de haber salido de su casa y al pasar por una comunidad de ese municipio, repentinamente de un sitio montoso salió el sujeto, según la Fiscalía.

“Portando en su mano derecha un arma de fuego color negra, mismo que interceptó a la víctima a través de sus brazos extendidos que hacían movimientos a lo ancho de la calle para evitar el paso a la víctima”, reza la acusación.

San Francisco Libre tiene varios tramos desolados, los que facilitan robos y agresiones sexuales. HOY/Foto: J. Tijerino

El sujeto logró su objetivo e hizo que la profesora cayera al suelo. “Tu vida o la moto, más te vale que colabores conmigo, si no te pego un par de balazos”, la sentenció y la obligó a que caminara hacia el monte.

También le había dado orden que se quitara el casco. Mientras la docente caminaba, el presunto violador llevaba la moto y con una de sus manos le apuntaba con la pistola. “Llevate la moto y no me hagás nada”, le suplicó la víctima.

“La víctima se dio vuelta, colocándose frente al acusado y le agarró con su mano derecha el cuello, momento en que le desprendió la pañoleta de color plomo con florcita que le cubría la mitad del rostro al acusado, así logró la víctima verle el rostro. Cuando la víctima quiso darle un golpe con la rodilla derecha en sus partes íntimas, el acusado rápidamente lo impidió ”, detalla la acusación.

El presunto violador le colocó la pistola en la frente a la víctima, alzó la voz y le dijo: “camina z…, p…, hija de p…”. Tras obligarla a cruzar un cerco, la docente nuevamente le imploró que no le hiciera nada y que se llevara la moto. También le dijo que andaba con menstruación.

El presunto violador luego le quitó el bolso a la víctima y cayeron las pertenencias. Con la tijera de ella, cortó el suéter de la joven y con las tiras le amarró los pies. Posteriormente la llevó debajo de un árbol. Le soltó los pies y le dijo que se desvistiera, pero ella se negó.

El acusado la mantenía amenazada con la pistola y le amarró las manos. Luego con otro pedazo de tela la sujetó contra un árbol, quedando semiacostada, y le quitó la ropa.

La prenda íntima de la profesora la utilizó para amarrarle la boca. Según la acusación, el sujeto se molestó al descubrir que la profesora le mentía sobre su período y tuvo acceso carnal. Cuando el aberrado pidió que lo besara, ella aprovechó para morderle el labio superior. “P… ya te voy a dejar pues”, le dijo el sujeto y huyó del lugar, dejándola amarrada.

Se soltó sola del árbol

El acusado, antes de irse, tomó el celular de la joven y prometió regresar para soltarla. El ruido de una motocicleta sirvió para que la joven realizara movimientos y se soltó. Luego se vistió. Producto de la violación, según el dictamen legal, la víctima presentaba penetración vaginal y daño psíquico.

El lugar montoso donde ocurrió el abuso. HOY/Foto: J. Tijerino

Que vaya a prisión

Las autoridades sospechan que Pablo Francisco Salgado Meza podría estar vinculado con otros hechos similares, como el ocurrido en San Francisco Libre. Pero no lo han procesado por esas acciones porque las víctimas optaron por callar.

Las autoridades presumen que es el mismo autor, por el lugar y la formas en que cometió el delito. Otro patrón de comportamiento que lo delata es que se ocultaba entre la maleza para emboscar a las mujeres, quienes se movilizaban en motocicletas.

“Yo solo le pedía a Dios que no me amarrara fuerte para poder salir a la calle y pedir ayuda”, relata la víctima que lo llevó a los juzgados. Aduce que en los primeros días, no comía ni dormía bien debido al trauma y pasar por la zona donde ocurrió el hecho es uno de lo momentos más dolorosos para la mujer.

Afirma que le preocupa que este sujeto salga de la cárcel después de un tiempo determinado y vuelva a cometer este tipo de delitos. “Las que pasamos por eso debemos unirnos para que tal vez juntas podemos lograr que este hombre no salga de prisión, no es justo que le estén haciendo groserías a cualquier mujer que se encuentra en el camino”, expresa.

En zonas aledañas a Tipitapa han disminuido la cantidad de robos y violaciones a raíz de la detención de Salgado.

Contra abusadores
2017 Walter Ruiz Cajina, de 50 años, violó a una adolescente de 14 años. Le ordenó que no le dijera a nadie porque de todos modos nadie podría creerle. El abogado defensor del agresor manifestó que este padecía cáncer y solicitó una pena mínima por el abuso sexual.

2014 Mauricio García González y su hijo Mario García Cerna violaron a una niña de 14 años, portadora de VIH en varias ocasiones. Ambos se contagiaron, fueron descubiertos, enjuiciados y condenados a más de 30 años de prisión por la agresión sexual.

2011 El caponero Douglas Manuel Moreno Rosales, de 38 años, alias Mosca, violó a una niña de 8 años. La comunidad y el gremio de tricicleros quisieron hacer justicia con sus manos. La intención terminó en una revuelta contra la Policía del municipio de Tipitapa.

...

Notas Relacionadas