Conflicto entre familia y guías turísticos del cañón de Somoto

Ambos bandos en días recientes se enfrentaron a golpes en la vía pública a la vista de un grupo de turistas extranjeros.

El Cañón de Somoto es uno de las atractivos turísticos más grandes del país. HOY/Foto: Archivo

Un conflicto que lleva más de siete años pone en riesgo la imagen turística de Somoto, en Madriz.
Ni las autoridades de la Alcaldía, la Policía Nacional y el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), en Madriz, han mediado entre los enfrentamientos de una familia que presta servicios turísticos y un grupo de guías locales del Cañón de Somoto. Ambos bandos en días recientes se enfrentaron a golpes en la vía pública a la vista de un grupo de turistas extranjeros.

Según reconocen los mismos involucrados, se disputan la llegada de los turistas a la entrada del famoso Cañón de Somoto, un área protegida y declarada patrimonio nacional por la Asamblea Nacional de Nicaragua.

“Hemos venimos denunciando este problema en la Policía y el Intur, pero no hacen nada. La familia Soriano vive a la entrada del Cañón y cuando llegan los turistas impiden que estos vayan a donde nosotros y así acaparan los ingresos por servicios de guías y a nosotros no nos llega nada”, denunció Anastasio Martínez Álvarez, habitante del área y guía turístico.

Parte de los más de 47 guías locales del Cañón de Somoto. HOY/Foto: William Aragón

Sergio Rolando López Moncada, coordinador del grupo de 47 guías (campesinos) turísticos locales, dijo que las autoridades policiales y del Intur intentan ignorar el problema. “Hay varias personas lesionadas que están en el hospital por los enfrentamientos que se dieron en días recientes en el lugar delante de los turistas”, señaló.

López Moncada advirtió que si las autoridades no intervienen, “pronto va a correr la sangre en las comunidades” que son parte del famoso Cañón de Somoto, donde las familias que ahí habitan trabajan prestando servicios de guías a turistas nacionales y extranjeros que visitan esta zona de más de siete kilómetros de murallas, senderos, aguas profundas y vida silvestre.

Hostigamiento
Henry Soriano, quien es parte de la familia que posee una turoperadora a la entrada del Cañón, dijo que desde hace siete años están enfrentados a un grupo de guías locales. “Lo que pasa es que ese grupo viene a hostigar a mi familia cerca de la casa y nos hemos tenido que defender”, señaló. Se intentó conocer la posición de las autoridades en este caso, pero ha sido infructuoso por la negativa de los funcionarios a dar declaraciones a los medios que no son afines al Gobierno.

...

Notas Relacionadas