Pedro Guevara: “No tengo nada que perder, pero si mucho que ganar”

El púgil mexicano pretende ser un rival exigente para Román "Chocolatito" González

Pedro Guevara

Foto HOY / Cortesía

HOY

El excampeón mexicano Pedro Guevara se despertó este domingo con otro semblante. El sábado, cuenta Pedrín, su representante Marcos Hernández le confirmó el combate más importante de su carrera ante Román “Chocolatito” González, y su corazón se agitó como cuando suena la campana y no hay paso atrás.

Desde Mazatlán, Sinaloa, Guevara atiende la entrevista para conversar sobre su aterrizaje en la velada del 5 de mayo en Las Vegas, Estados Unidos. Anticipadamente se declara el favorito de nadie.

“Yo siempre supe que en la élite no se pide gusto. Ahí solo esperan los mejores y Román es uno de ellos”, reflexiona.
El nicaragüense es el hombre al que todos quieren enfrentar y a Guevara le llegó su turno.

¿Cómo te llega el anuncio de esta pelea con Chocolatito?

Muy bien, me la confirmaron el sábado, lo hizo mi representante Marcos Hernández.

En Nicaragua, antes que Pedro Guevara, sonaron nombres como los de Irán Díaz y Felipe Orucuta, ¿al final ustedes llegan a un acuerdo?

Sí. Yo me había sentido muy entusiasmado con la serie Superfly, en la que pelearon los mejores súper moscas y pues anhelaba tener una oportunidad de esa. En los últimos días me ofrecieron esta pelea y sin pensarlo dije sí.

¿Entiende Pedrín la magnitud de este compromiso?

Es una oportunidad que no debo aprovechar. Desde que me inicié en este deporte me he preparado para grandes retos. Román González es un boxeador de alto calibre, de la élite del boxeo y ahí no se pide gusto. Estoy consciente que él una vez fue el mejor libra por libra, pero estoy preparado.

La pelea se realizará en 115 libras, un peso desconocido en tu carrera, ¿no es este un factor en contra desde ya?

Pues yo espero no tener problemas, al final de cuentas estoy acostumbrado a pelear con gente más pesada y me he sentido muy bien, siento que rindo mejor. Así espero que sea el 5 de mayo en Las Vegas.

Vienes de perder en octubre de 2017 una pelea por el título de las 108 libras del CMB con Ken Shiro en Japón, ¿qué lectura haces de esta presentación?

Fue una buena pelea, muy pareja, he de reconocer la fortaleza del campeón, pero el peso ya era difícil de darlo.

¿Entonces como alternativa te mantenías peleando en 112 libras y ante Chocolatito subirás a las 115?

Exacto, en 112 peleé muchas veces, pero nunca en 115 y contra un tremendo rival como él.

¿Cuántas posibilidades cree tener esa noche ante Román?

Probablemente me veo como el favorito de nadie para ganar esta pelea, en cambio, la esperanza es lo último que muere. Yo estoy consciente de con quién voy a pelear, y no tengo que nada que perder, pero sí mucho que ganar con Chocolatito, voy a tirarle con todo.

¿Qué valoración haces de las dos últimas peleas de Román?

Después de lo que le sucedió muchos boxeadores piensan que le pueden ganar. No pienso que vaya a pelear con un Román González disminuido. Él viene con hambre de triunfo por esos dos reveses ante Sor Rungvisai, eso hace interesante la pelea, tampoco me gustaría que diga la gente que voy a pelear contra un Román González que ya fue. Para mí sigue siendo joven y pues aun está bien de sus facultades como peleador.

¿Tenías un combate asegurado antes de esto?

Ninguno. Solo estaba entrenando y no me llegaban oportunidades. Aun así no dejé de trabajar y fue por eso que contesté sí cuando me preguntaron si estaba listo.

¿Qué tanto estabas trabajando?

Estábamos en una etapa general de entrenamiento, obviamente teniendo este compromiso vamos a entrar a las etapas especiales. Ahora tengo que meter más velocidad e ir bajando de peso, que no es mucho, serían cuatro o cinco kilos (8.8 o 11 libras). No me voy a matar para dar el peso.

¿Qué tanto habría que esperar para que se haga oficial el acuerdo?

Solo poner mi firma. Pero el acuerdo está. La decisión de nuestro equipo está tomada. Ahora solo pensamos en el 5 de mayo.

¿Te quedó esa hambre de seguir creciendo después de coronarte ante Akira Yaegashi en 2014?

Así es. Sigo teniendo la misma motivación cada día.

Fue ante Yaegashi la pelea más difícil de tu carrera, ¿o existe otra?

La más difícil se dio en 2013, cuando enfrenté a quien había sido dos veces campeón del mundo, Raúl García, mexicano también, se le vio la experiencia, y yo apenas estaba en ascenso, todavía no me había coronado. Fue duro, pero gané. Fue por el título plata de las 108 libras del CMB y así fue como quedé listo para, después de otras peleas, vencer a Yaegashi.

¿Diría Pedro Guevara que esta pelea con Román es la más importante de su vida?

Así es. A todas luces es la pelea de mi vida. No todos los días se pelea con alguien de este calibre. No es nada fácil el compromiso que tenemos.

Para cerrar, ¿cómo se define Pedro Guevara arriba del ring y si eso le alcanzará para Chocolatito?

Siendo autocrítico, me considero un boxeador que le gusta la distancia. Lo que me funciona siempre es boxear. Gana

...

Notas Relacionadas