Familiares no creen que joven se haya ahorcado con elástico de su calzoncillo

Familiares de joven denuncian presunta golpiza y piden investigación sobre este caso en que perdieron a un ser querido.

Como “puro cuento”, calificaron familiares de Kevin José Pineda Herrera, la versión policial de que el joven se ahorcó. HOY/Cortesía

HOY/ Matagalpa

Como “puro cuento”, calificaron familiares de Kevin José Pineda Herrera, la versión policial de que el muchacho de 18 años se haya ahorcado con el elástico del calzoncillo que andaba, en las celdas preventivas de la unidad municipal de la Policía en Matiguás, Matagalpa.

Además, exigieron una investigación sobre el caso porque denunciaron que agentes policiales golpearon a Pineda Herrera al momento de detenerlo la noche del sábado 7 de abril afuera de un bar en el barrio Linda Vista de la ciudad de Matiguás.

En una nota de prensa, este domingo, la Policía en Managua señaló que Herrera fue detenido la noche del sábado luego que recibieran una denuncia por parte de Cindy Mairena Alaniz, 24 años de edad, Juan Francisco López García, 19 años de edad y José Rodolfo Urbina Castilblanco, 50 años de edad, de que estaban siendo amenazados de muerte por Herrera.

“(La) patrulla policial se hizo presente al lugar capturando al sujeto Kevin Pineda Herrera, en estado de ebriedad, se le ocupó cuchillo, posee antecedentes de robo con violencia, robo con fuerza y lesiones”, afirma el comunicado de la Policía.

Así quedaron las manos del joven. HOY/Cortesía

Según la versión policial, a las 5:00 a.m. de este domingo, Herrera se habría ahorcado con el elástico de su calzoncillo y cuando lo encontraron ya estaba “en estado agonizante”, por lo que lo trasladaron al centro de salud San José en la ciudad de Matiguás, donde falleció.

Los médicos dijeron que la causa de la muerte había sido asfixia mecánica y fractura de la tráquea, agregó la Policía.

“Es pura trama”

Diego Manuel Herrera, tío materno de Pineda Herrera, considera que esa versión “es pura trama de la Policía que es corrupta aquí en el pueblo… si eso de ahorcarse con el calzoncillo es ilógico, porque supuestamente estaba sentado él (donde lo hallaron en la celda)”.

Antonio Pineda Huerta, padre de Pineda Herrera, tampoco cree la versión policial. “Dicen que lo metieron solito en una celda y solo en bóxer y que ese lo hizo tiritas y se colgó de las barandas, pero era bajito, si estaba como a un metro de alto donde lo había amarrado (el elástico del calzoncillo) y ¿cómo se va a creer eso? Si él no tenía ni la lengua salida ni nada, estaba normal la cara de él”.

“Yo no creo que se haya suicidado, porque donde estaba colgado es muy bajito, es puro cuento porque cuando lo llevaron al hospital ya llevaba pintada una bota en la boca del estómago y de los golpes que le dieron fue que murió”, considera Pineda Huerta sobre la muerte de su único hijo varón.

Denuncian golpiza

Marling y Diego Manuel Herrera, tíos maternos de Pineda Herrera, fueron coincidentes al relatar que a este lo detuvieron cerca de las 9:00 p.m. y que varias personas habrían visto cuando agentes policiales asestaban una golpiza al joven.

“Hay testigos que vieron cuando lo zumbaron a la camioneta y lo golpearon con los palos (varas policiales) y él (Pineda Herrera) les decía que no lo golpearan porque le iban a quebrar los brazos. Más tarde (cuando la bajaban en la delegación policial) una vecina de la Policía les decía que no lo golpearan porque lo iban a matar de tanto golpe”, relató Diego Manuel.

Asimismo, este domingo “en la mañanita solo oyeron que el muchacho estaba llamando a un tal capitán Blandón”, dijo Diego Manuel, indicando que “la Policía no esperó a forense ni nada y se lo llevaron al hospital y ellos mismos, sin llamar a la familia, hicieron toda la trama”.

Los familiares admiten que hasta ahora no han podido conocer las identidades de los policías involucrados en la detención y presunta golpiza contra Pineda Herrera.

“Esto no se puede quedar impune, queremos justicia, que es lo que pedimos todos aquí, ¿cómo se va a quedar impune este caso? Si han pasado tantos casos aquí… pero la Policía se lava las manos”, señaló Diego, recordando incluso el caso del pequeño productor Juan Lanzas.

El caso de Lanzas ocurrió el 29 de diciembre de 2017 cuando policías de Matiguás lo arrestaron por un presunto robo, lo golpearon hasta quebrarle una costilla y después estuvo preso en condiciones insalubres, enfermando hasta que le amputaron los pies.

Todo comenzó en bar Diego Herrera, tío de Kevin Pineda Herrera contó que este tomaba licor en un local donde “una de las mujeres del bar le robó cien pesos (córdobas) y entonces él le comenzó a reclamar que le regresara los reales, pero el dueño del bar lo sacó y él mismo se encargó de que fueran a traer a la Policía”.

...

Notas Relacionadas