Portada_Super_Banner_P_Section_1

Víctima muestra fortaleza y declara en proceso contra el agresor que la envenenó con fosfina

Expareja intentó asesinar a mujer con pastillas de fosfina, víctima lo perdona, pero juez lo declara culpable y espera le dicten sentencia

En los próximos días, se conocerá cuántos años de prisión tendrá que purgar Douglas Villanueva. Juan Tijerino

En los próximos días, se conocerá cuántos años de prisión tendrá que purgar Douglas Villanueva. Juan Tijerino

Managua

Z.V.C. perdonó a su expareja Douglas Villanueva, quien semanas atrás intentó asesinarla con pastillas de fosfina, pero fue contundente al decir que el destino de su verdugo lo dejaba en manos de la Justicia.

El perdón de esta mujer fue del todo convincente. Pero antes de articularlo públicamente tomó un poco de aire. Su agresor, al otro lado de la mampara que dividía la sala en los juzgados de la capital, al escucharla se mostró aliviado, como si le hubiesen quitado un peso de encima.

Z.V.C. y Villanueva no se vieron las caras, pero se escucharon mutuamente al hablar.

Arrepentido

El primero en enunciar palabras fue el reo de 45 años, quien no solo admitió la acusación —homicidio frustrado— que presentó la Fiscalía en su contra, sino que pidió perdón a su expareja, a quien intentó asesinar el 16 de marzo pasado en Chinandega, al introducirle las pastillas tóxicas en la vagina.

“Sí. —Admito acusación—, pero mis intenciones no eran esas. Yo no quería llegar a eso. Fue por no decir cosas feas… ella bien sabe cómo sucedieron las cosas. Nunca fue mi intención, pido perdón, tanto a ella como a su familia, a mis hijos, y… estoy superarrepentido. Le pido perdón a Dios”, manifestó Villanueva.

Instantes después el juez Edén Aguilar le cedió la palabra a Z.V.C., quien respondió: “Yo lo perdono, pero que la Justicia se haga cargo del delito… doy las gracias a las personas que estuvieron orando por mí y por mis hijos… estoy muy agradecida con el Señor, por haberme devuelto la vida para mis hijos”.

Días atrás Z.V.C. expresó mientras estaba internada en el Hospital España, en Chinandega, que el perdón se lo dejaba a Dios y a la justicia, pero cambió de opinión.

Lo segundo ya ha ocurrido. Tras la admisión de hechos de su verdugo, el judicial lo declaró culpable del delito de femicidio en grado de frustración.

En el debate de pena, la Fiscalía solicitó para Villanueva la pena máxima de este delito, que comprende veinte años de prisión.

El Ministerio Público argumentó esa petición explicando que el reo le provocó daños psicológicos a la víctima. Ejercía control sobre esta y demostraron que intentó asesinarla con fosfina.

En tanto la defensa, como era de esperarse, pidió la imposición de la pena mínima, que ronda entre los 10 y 15 años.

La defensa precisó que el reo podía gozar de ese beneficio, porque admitió los hechos, no tiene antecedentes penales y cuenta con el perdón de la víctima.

El juez Aguilar anunció que tomará el plazo que estipula la ley —seis días hábiles— para dar a conocer su sentencia.

Católicas piden justicia

Magaly Quintana, activista de Católicas por el Derecho a Decidir de Nicaragua, espera que la Justicia le dicte la máxima. Refirió que sería el colmo que a Douglas Villanueva le redujeran la pena.

“Demandamos que este hombre pague por lo que hizo. Por las consecuencias que va a sufrir esta mujer con el tiempo. Muy bien si se castiga”, dijo Quintana. También mencionó que en este femicidio frustrado el Estado es el principal responsable.

Expone que el Gobierno debe prevenir seriamente la violencia contra las mujeres. “No hay que esperar que las tragedias sucedan, como le pasó a esta mujer, hay que actuar”, concluyó.

Hay que resaltar la presencia de la víctima e identificarla como sobreviviente de la violencia a la que fue sometida”.
Edén Aguilar, juez Especializado en Violencia
Edén Aguilar, juez Especializado en Violencia

 

ESPERA CONDENA
Douglas Villanueva, al terminar la audiencia de admisión de hechos, lloró mientras abrazaba a un familiar. Al mismo tiempo, expresaba estar arrepentido por haber intentado envenenar a su expareja. El reo cometió el delito el 16 de marzo del 2018. Este forzó a Z.V.C. a tener relaciones sexuales a cambio de la manutención de sus hijos. En ese momento, aprovechó para introducirle dos pastillas de fosfina en la vagina. Z.V.C. estuvo internada en el Hospital España de Chinandega durante 13 días y contó con asistencia médica especializada. Sobrevivió.
Z.V.C.  logró recuperarse de las pastillas de fosfina. Una psicóloga de la Corte Suprema la acompañó todo el tiempo en los juzgados.    Francely Navarro
Z.V.C. logró recuperarse de las pastillas de fosfina. Una psicóloga de la Corte Suprema la acompañó todo el tiempo en los juzgados.
Francely Navarro

...

Notas Relacionadas