Portada_Super_Banner_P_Section_1

Policía acusado de violación y también de soborno intentó suicidarse

Al oficial lo arrestaron y que se encuentra grave en un hospital, tras intentar ahorcarse con una camisa en la celda que lo recluía.

La madre de la víctima ayer en las oficinas de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, donde denunció el abuso. Manuel Esquivel

La madre de la víctima ayer en las oficinas de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, donde denunció el abuso. Manuel Esquivel

Managua

A la joven J.S.M.V. no solo la habrían violado, sino que también extorsionado. Y el autor de ambos delitos sería el mismo oficial de Policía que la víctima denunció días atrás.

Hasta este lunes, lo que se conocía sobre J.S.M.V. es que está enfrentando un proceso por el delito de posesión de estupefacientes.

Los señalamientos contra la joven, de 22 años, habrían pasado desapercibidos a no ser porque esta, en la audiencia preliminar que le efectuaban —el pasado 28 de marzo—, tomó la palabra y denunció haber sido violada en una estación policial. La declaración tomó por sorpresa a la judicial, que de inmediato la mandó al Instituto de Medicina Legal, donde quedó probada la agresión.

Se complica

En su intervención, visiblemente afectada, J.S.M.V. señaló al oficial Lesther Chévez Tórrez, del Distrito Dos, como su agresor sexual.

Tras la denuncia, se conoció que al oficial lo arrestaron y que se encuentra grave en un hospital, tras intentar ahorcarse con una camisa en la celda que lo recluía. La grave denuncia se complicó más ayer, porque familiares de la detenida explicaron que horas después de que su pariente fuera arrestada, en un barrio de la capital, Chévez Tórrez les llamó supuestamente por teléfono y les pidió dinero.

“Hubo una cantidad de plata que se entregó supuestamente a ese mismo oficial —Chévez Tórrez—. Casualmente fui a entregarla personalmente, pero a la hora llegada no hicieron nada… acabo de vender un terreno y tenía ese dinerito, pero no se hizo nada, ya ves lo que pasó con la chavala”, indicó G.C., otro pariente de la víctima.

En el hospital

Estaba previsto que ayer el oficial sería acusado por los delitos de Violación Agravada y Violencia Psicológica Leve, pero se suspendió.

Al cierre de esta nota, el denunciado permanecía internado en el hospital Carlos Roberto Huembes. Oficialmente la institución policial no se ha referido al caso. Los que sí han alzado su voz son los parientes de la víctima, quienes manifestaron que a raíz de su denuncia pública, la tienen aislada en las celdas de El Chipote, sin permitirle visitas ni artículos de higiene personal.

“La juez la mandó allá porque ella dijo que si la regresaban al Distrito Dos, se mataba. Hemos querido verla y dejarle ropa y jabón y no las agarran. Dicen que del Distrito deben enviar una orden para que pueda recibir visitas”, lamentó la madre de la detenida.

Universitaria estuvo en celdas de Jalapa 19 horas
Managua Juan Tijerino A.

Las denuncias de abuso policial parecieran no tener fin. Y en esta ocasión, la protagonista de la historia es una universitaria de 22 años. El escenario donde se desarrolló el incidente es un centro recreativo en Jalapa, Nueva Segovia, al norte del país.

Fabiola Blandón Martínez y un grupo de familiares disfrutaban de la Semana Santa en un establecimiento. Repentinamente, en el local se suscitó una discusión entre cuatro personas. Por la intensidad de la pelea, fue necesaria la intervención de la Policía. Y precisamente cuando las autoridades se disponían a efectuar detenciones, la universitaria decidió grabar el momento con su celular.

Fabiola Blandón Martínez pide explicaciones de un arresto que, para ella, fue injusto. Juan Tijerino
Fabiola Blandón Martínez pide explicaciones de un arresto que, para ella, fue injusto.

La grabación se desarrollaba sin problemas hasta que una oficial se percató. Aduciendo que era prohibido, le ordenó a Blandón que dejara de grabar. La universitaria, con cuarto año de Comunicación aprobado, le respondió que continuaría grabando, que estaban en un sitio público. La oficial, de quien se desconoce rango e identidad, llamó a su superior, y este a su vez, a dos agentes más.

El oficial a cargo del grupo ordenó a la estudiante que no continuara filmando. Como esta no lo hizo, intentaron arrebatarle el equipo. No lo lograron, pero haciendo uso de la fuerza, la montaron a una patrulla. En el mismo vehículo, viajaban dos de los sujetos que protagonizaban la alteración en el centro turístico. En el trayecto al distrito policial le quitaron el equipo y borraron el video que había hecho.

Al llegar a la Estación, la joven pidió una explicación de lo sucedido, y de su arresto, pero ahí una oficial le indicó que no podía grabar. Su argumento fue que no era periodista ni trabajaba para ningún medio de comunicación. La estudiante permaneció detenida 19 horas. La liberaron hasta el día siguiente. Blandón anunció que en los próximos días denunciaría el caso en Asuntos Internos de la Policía.

 

...

Notas Relacionadas