Portada_Super_Banner_P_Section_1

Semana Santa: tres más se ahogan y cuatro mueren en la vía

Las tragedias comenzaron desde los primeros días de esta Semana Mayor. Autoridades llaman a la prevención y a cuidar a la niñez y los adultos mayores

En Las Peñitas, León, un turista de 65 años falleció por sumersión. En ese balneario, otra extranjera fue rescatada. HOY/Foto: Eddy López

Hay tragedias que ocurren en segundos, en un parpadear de ojos y en esta Semana Santa no será la excepción. El triste final de la niña Helen Medrano Hernández es un ejemplo.

A primera hora del día la pequeña, su mamá y dos hermanos llegaron al balneario El Trapiche, en Tipitapa. Era una paseo familiar.

No está claro cómo llegaron al sitio, pero regresaron a casa con las caras largas, a bordo de un taxi y con la familia incompleta.

Antes que emprendieran el viaje —de regreso—, la familia protagonizó una escena dramática: mientras Helen se bañaba, la perdieron de vista, la buscaron y unos bañistas la sacaron del agua.

Rescatistas intentaron salvarla, pero falleció, convirtiéndose en la tercera víctima de esta Semana Santa. Esto ocurrió el domingo. Ayer las cifras aumentaron, según la Cruz Roja Nicaragüense.

En el 2017, para este mismo período —incluyendo desde el primero de enero y apertura de la Semana Mayor—, la Cruz Roja no contabilizaba víctimas.

Pero a la fecha, la institución registra 15 muertes en ese mismo período. “Las estadísticas se han disparado. El año pasado en la Semana Mayor reportamos cinco casos. En la pretemporada, que es desde enero, no contabilizamos ningún caso. Pero ahora, solo en la pretemporada registramos 10 casos de sumersión, más cinco de esta semana, ya son 15. Para nosotros las estadísticas se han superdisparado”, explicó Liseth Guido, responsable de prensa de la Cruz Roja.

Guido comentó que para hacer frente a esta situación están trabajando en el tema de la prevención. “… A los padres de familia le decimos cuiden a sus hijos… en nuestras estadísticas, las personas que han fallecido están entre las edades de los 28 y 40 años.

Eran personas en estado de ebriedad y nuestra recomendación es que la gente en ese estado no ingrese a bañarse”, indicó.

La funcionaria recalcó que pese a su labor en pro de la familia, algunos bañistas además de omitir sus recomendaciones, obstaculizan su trabajo.

“Lamentablemente, algunos voluntarios hasta son agredidos por personas en estado de ebriedad, porque nuestros voluntarios están pendientes que no ingresan al agua… casualmente el domingo una pandilla agredió a unos voluntarios”, denunció Guido.

Bomberos pendientes

bodegas

El Benemérito Cuerpo de Bomberos también estará abocado a la Semana Mayor, aunque el escenario en el que se desarrollarán no es precisamente las playas, sino las carreteras.

“Estaremos en tres puntos de la capital, como todos los años. Nuestra función no será rescatar en el agua, pero estaremos en las carreteras atendiendo accidentes”, indicó Enrique Chavarría, comandante del Benemérito Cuerpo de Bomberos.

Para Chavarría, los accidentes en esta temporada, donde está de por medio el licor, es una constante, porque en el tema de la prevención juega un papel importante la educación y el nivel de cultura de las personas.

“El Gobierno no va a poder decir no tome licor a una persona. Esto es una conducta personal, en la que se cae en la irresponsabilidad… a veces por el nivel cultural la persona no mide las consecuencias que pueden tener sus acciones, por ejemplo, al conducir en estado de ebriedad”, precisó Chavarría.

Pero los peligros a los que se expone la ciudadanía en este período de vacaciones no son solo el fallecer por sumersión o accidentes de tránsito.

Está también la posibilidad de contraer enfermedades como virus y bacterias. Para ello, el Ministerio de Salud anunció esta semana que realizaron jornadas de higiene para eliminar criaderos de zancudos, que también abundan en las playas.

Según Carlos Cruz, director de servicios del Minsa, se eliminaron 33 mil criaderos de zancudos a inicios de esta semana.

Sin cobertura de Cruz Roja
San Diego, comunidad Villa El Carmen. Centro Turístico Xilonem, Managua. El Realejo, Chinandega, noroccidente del país. El Tular, pozas profundas en Estelí. La Playa, en Boaco. Orosis, centro turístico en Juigalpa. Puente Colgante, Camoapa. Chilamate, en Jinotega. El Martillo, Río Blanco. El Ranchón, en Matagalpa.
Seguridad en números
2,000 Socorristas voluntarios trabajarán este año con la Cruz Roja, los que provienen de sus 34 filiales en todo el país.

Los salvavidas estarán distribuidos en 129 balnearios. 14,000 Efectivos policiales son parte del Plan Verano de este año para combatir el delito común y reducir las muertes por accidentes de tránsito.

739 Kilómetros lineales serán vigilados por oficiales de Tránsito. Desde Potosí, Chinandega hasta Peñas Blancas, Rivas, se han identificado 42 tramos críticos localizados en empalmes e intersecciones.

Verónica Azucena Silva , nutricionista.
Ojo con intoxicaciones
La nutricionista clínica y deportiva Verónica Azucena Silva nos hace recordar ese consejo de los abuelos que dice: “No te metás al mar inmediatamente después de comer, porque te vas a morir”.

A simple oír, es una expresión increíble; sin embargo, la experta no descarta tal posibilidad. “Eso que dicen los adultos es bien sabio y tiene una base científica”. Silva argumenta que posterior a la ingesta de alimentos inicia un proceso llamado digestión, pero, hay un factor paralelo a este, conocido como shock periférico, que es el acto de enfriamiento corporal.

“En este proceso el corazón empieza a latir más despacio, los reflejos, la circulación y oxigenación muscular disminuyen”. Explica que ambos procesos entorpecen en demasía el funcionamiento del cuerpo, “naturalmente se origina una pesadez y esto provoca que la persona al entrar al agua nuevamente, no responda ante grandes olas o eventos peligrosos e inesperados”, refiere.

Silva destaca que es posible que ocurra una descompensación o pérdida transitoria de la consciencia, lo que puede resultar trágico. Por tanto, la especialista recomienda esperar una hora y media, “es el tiempo prudencial. No hay que precipitarse. Si usted siente que quiere descansar, hágalo. No se esfuerce”, sugiere.

Cuidado con el calor

La nutricionista agrega que en estas vacaciones es preciso mantener una alimentación saludable, sobre todo hidratante.

“Estamos expuestos a temperaturas más elevadas, hay que priorizar alimentos específicos, entre ellos el apio y el pepino, con 97 por ciento de agua, el tomate, con 95 por ciento, la sandía, con 92 por ciento y la chiltoma con 94… además, hay que tomar mucha agua”.

Pero, la especialista también manifiesta que los cuatro litros de agua recomendados esta temporada veranera, pueden repartirse en dos litros de líquido y el resto en frutas.

“Tampoco dejen a un lado la alimentación básica: arroz, papa, espagueti, carnes, pescado, leche, etc.”. Silva aconseja estar pendiente de los niños cuando coman pescado. “Recuerden llevar siempre dos bolsitas de suero en caso de diarreas o vómitos por intoxicación alimentaria”, concluye.

Eviten desmanes y desenfrenos
Monseñor Rodrigo Urbina. HOY/Foto: Archivo

“El que busca el peligro, en él perece”, así lo cree Rodrigo Urbina Vivas, párroco de la Basílica Inmaculada Concepción de El Viejo, Chinandega.

El clérigo refiere que en esta Semana Santa lo más recomendable es buscar la tranquilidad y la conexión con Dios, no la muerte en los mares y carreteras. “Lo más importante es que caigamos en cuenta que estos días no son para vacacionar, son para reflexionar y considerar el inmenso amor de Dios, quien se nos manifestó en Jesucristo y se entregó en cuerpo y alma para salvarnos de nuestros pecados”, expresa.

El religioso llamó a evitar desmanes, trasnochaderas y desenfrenos. “La Semana Mayor no es para abusar del alcohol y los vicios”, dijo. El párroco señala que el sentido de estos días tampoco es simular la conversión y aceptación de Cristo.

“Busquen al Señor en espíritu y en verdad… hay que cambiar de actividades, pero que nutran el espíritu, realizar obras de corazón y con solidaridad”. Asimismo, destaca que la Iglesia no está en contra de que las familias visiten balnearios o vayan a pasear.

“En lo absoluto. Solo pensamos que hay que rememorar el sacrificio de nuestro Señor, además, hay que estar claros que el demonio no toma vacaciones y pueden ocurrir cosas muy malas. De igual manera, si van sanamente a distraerse, usen el sentido común, tomen precauciones en sus viajes”, recomendó.

...

Notas Relacionadas