Quiere un mercado limpio

Miguel Baltodano sueña que más colegas se unan a su iniciativa

Baltodano cada vez que tiene la oportunidad le recuerda a sus clientes el papel que ellos juegan el la limpieza del mercado. HOY/FOTO: Manuel Esquivel

HOY

La basura se ha convertido en “adorno” permanente en los diferentes sectores que conforman el mercado Oriental.

Los comerciantes del centro de compras, sufren las consecuencias de este problema principalmente durante la temporada lluviosa, cuando las grandes cantidades de desechos son arrastradas por las corrientes, saturando las principales vías pluviales, y provocando inundaciones en la mayoría de zonas.

Miguel Baltodano, quien lleva 40 años vendiendo en este centro de compras, manifiesta la profunda tristeza que le provoca pasar por los pasillos del mercado, y observar como los mismos marchantes tiran la basura en cualquier lado.

Baltodano, preocupado por la problemática que cada día va en aumentó, decidió hace diez años, mandar a hacer un arco metálico en su tramo, para colgar todos los días una bolsa plástica para que la gente de su sector depositará la basura en su lugar.

“La basura que produce este mercado cada año aumenta, los resultados se notan cada vez que llueve, cuando los manjoles están saturados con agua sucia, los comerciantes no comprendemos que este problema nos afecta a todos, y mientras no sen trabaje por reducirlo o acabarlo las consecuencias irán también en aumentando”, señala el comerciante.

Iniciativa

Baltodano quien es dueño de una farmacia, menciona que todos los días al finalizar su jornada de trabajo, amarra la bolsa y se las deja lista para que los funcionarios de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) que se encargan de hacer la limpieza se la lleven.

“Me llevó mucho tiempo acostumbrar a los comerciantes aledaños al negocio que depositaran la basura en esa bolsa, a veces la tiraban y yo me salía a recogerla para que se fueran educando, hasta que lo logré, el sector de farmacias se convirtió en uno de los más limpios”, menciona el vendedor.

Miguel alega que la disciplina de mantener el negocio limpio también se la enseñó a sus hijas quienes en la actualidad se mantienen en el establecimiento y se encargan de hacer el cambio de bolsa cuando está llena.

“Me vine con mi negocio a otro sector, aquí también quiero trabajar con los comerciantes en pro de nuestro bienestar, por eso puse una caja con bolsa en medio del sector para que la gente no tenga excusa para botar la basura en los pasillos”, dice el comerciante.

Menciona la importancia que cada comerciante tome la iniciativa de mantener su espacio y los alrededores limpio.

“No tenemos que echarle la culpa a las autoridades, yo creo que cada negocio tiene que tener una bolsa o una caja para recoger la basura, si todos tomáramos esa iniciativa las cosas cambiarían, hubieran menos inundaciones, yo he escuchado que se quejan que el agua les llega a la mitad del cuerpo, pero no actúan, todos nos debemos de comprometer, no solo es señalar a Commema que no pasa limpiando, debemos que colaborar nosotros porque al final es nuestra salud, nuestro tramo, nuestros clientes, hay que ponernos la mano en la conciencia y actuar”, puntualiza.

Alega que sí se colocan más recipientes de basura, los visitantes también se irán educando.

Colaboración de todos
Marcos Thomas, inspector de Higiene de Commema en el Oriental, menciona que la Zona Tres del centro de compras es donde más basura se recolecta a diario.

En todo el mercado trabajan más de 60 operarios de limpieza. Thomas, pide la colaboración de los comerciantes para mantener el centro limpio.

...

Notas Relacionadas