Portada_Super_Banner_P_Section_1

Policía captura a sospechoso de Crimen de Jalapa en Ocotal y le acuña robos, asesinatos y violaciones

Deymar Wilfredo Vallecillo Alegría es el nombre del detenido y señalado como autor material de los dos asesinatos ocurridos en Jalapa

El crimen ha conmocionado a la comunidad Buena Vista del Peñón, Jalapa, Nueva Segovia. Foto Cortesía

Managua y Jalapa

La Policía Nacional informó anoche de la detención de Deymar Wilfredo Vallecillo Alegría, a quien señalan como autor material del asesinato de Jamileth Ávila Sánchez, de 38 años, y Zeyling Zamora González, de 17, en la comunidad Buena Vista del Peñón, Jalapa, Nueva Segovia.

Según el comunicado, la captura de Vallecillo Alegría —alias Racista o el Perro—, se ejecutó en horas de la tarde con información de Inteligencia policial. El breve comunicado explica que la ubicación y captura del señalado, ocurrió en Ocotal, Nueva Segovia.

Sobre el detenido, dijeron que se encuentra bajo investigación y custodia en la Dirección de Auxilio Judicial Nacional en Managua. Agregaron que posee antecedentes de asesinato, violación y robo con intimidación.

En el comunicado, las autoridades no dieron detalles del móvil ni confirman la detención de más implicados, aunque una versión no oficial que circuló ayer temprano, hablaba de hasta tres capturas, entre ellos un conocido comerciante cafetalero.

La detención del señalado ocurrió horas después de que la Policía emitiera un informe en el que explica que las víctimas, Jamileth Ávila Sánchez, y Zeyling Zamora González, fueron ejecutadas con disparos en la cabeza.

La noticia sobre la detención se difundió por la localidad y como es de esperarse llegó a oídos de la familia doliente.

Consultados al respecto, algunos vecinos de las mujeres asesinadas expresaron estar satisfechos con el desempeño de la Policía, ya que han mostrado interés por resolver el caso. “Que les caiga todo el peso de la Ley”, dijo Esmeralda Arróliga. En tanto, Jessenia Quezada, pidió justicia. “Son unos animales, cómo pudieron hacer tanto daño”, refirió.

 

Investigadores policiales y forenses en el lugar del crimen. Foto Cortesía
Investigadores policiales y forenses en el lugar del crimen.
Foto Cortesía
Sospechosos rondaron vivienda del crimen
Tres días antes de que ejecutaran a Jamileth Ávila Sánchez y su nuera Zeyling Zamora González, un tipo alto, con el cuerpo tatuado y tez blanca, fue visto en la comunidad Buena Vista del Peñón, Jalapa, Nueva Segovia.

El desconocido, del que se presume es de nacionalidad hondureña, estuvo hospedado en una finca de un fuerte comerciante de la zona. El estatus en que permaneció el visitante en la propiedad se desconocen, pero una fuente ligada a las investigaciones, explicó que el rostro del sujeto coincide con el retrato hablado elaborado por la Policía de uno de los sospechosos.

La noche de este miércoles, en un comunicado, la Policía informó que tenían a una persona detenida por el crimen de estas dos mujeres. La institución policial no precisó la identidad del investigado, pero la fuente dijo que es de apellido García.

Esta persona meses atrás, supuestamente, tuvo un altercado con miembros de la familia Ávila. Aparentemente la discusión surgió por diferencias en una transacción de compra y venta de café. En el comunicado, las autoridades informaron que a las víctimas le propinaron balazos.

Jamileth Ávila Sánchez, de 38 años, tenía dos impactos en la frente y quemaduras de tercer grado. En tanto Zeyling Zamora González, de 17 años, tenía uno en la cabeza.

El Periódico HOY intentó comunicarse vía telefónica con familiares de las víctimas, pero no atendieron nuestras llamadas. No obstante, este martes en declaraciones a medios locales en Nueva Segovia, manifestaron que días atrás, sus parientes, ahora occisas, fueron asaltadas por unos desconocidos.

En el robo, la familia perdió 70 mil córdobas y un rifle. Al cierre de esta nota, se desconocía con exactitud si los sujetos que la asesinaron le robaron. Aunque trascendió que en la propiedad, al momento del crimen había más de 20 mil córdobas en efectivo.

Al cierre de esta nota, el cadáver de Ávila Sánchez y su nuera Zeyling Zamora González, continuaban en el Instituto de Medicina Legal, bajo estudios forenses.

La psiquiatra Gioconda Cajina. Archivo
La psiquiatra Gioconda Cajina.
Archivo
Terrible acto de odio
“Son psicópatas”, define rotunda la psiquiatra Gioconda Cajina al referirse a los asesinos de Jamileth Ávila Sánchez y Zeyling Zamora González. Además considera que los involucrados podrían ser personas cercanas a la familia, gente que los conocen bien.

“Hay que recordar que existen los sicarios, así que no necesariamente quien realiza la acción es quien está a la cabeza. Pero este es un terrible acto de odio, eso es seguro”, comenta Cajina.

Además del horror que le provoca la noticia, Cajina expresa que le llama mucho la atención la cotidianidad con la que se están realizando crímenes tan perversos como este. “Uno puede empezar a pensar que hay muchos criminales como estos que andan sueltos y que se puede acrecentar este tipo de actitudes”, menciona Cajina.

...

Notas Relacionadas