¡No es un mito! El deseo sexual aumenta en verano, conozca las razones

¡Verano, vacaciones y sexo! Revive la llama de la pasión

Usar poca ropa o prendas ligeras (trajes de baño, pantaloncillos cortos), liberarse del estrés del trabajo y pasar más tiempo con su pareja definitivamente harán que el deseo sexual aumente en la temporada más calurosa del año: el verano.
Por si esto fuera poco, de acuerdo con el sexólogo Oscar Espino, el incremento del sol y calor también ayudan a que la pareja esté en un mayor contacto físico, besos, abrazos e incluso la relación de penetración como tal.

Las exigencias de la vida cotidiana nos dan ansiedad, agobio y dificultad para contactarnos. Por eso, cuando llegan las vacaciones aumenta la ilusión de un cambio en todo sentido: físico, social, psicológico y por supuesto sexual.

“Muchas personas esperan reencontrarse con su pareja, como si mágicamente se pudiera recuperar la disposición para el goce, en el verano se dan todos los factores naturales para que aumente el deseo sexual; las hormonas sexuales se liberan en mayor porcentaje”, dice Espino.

El sexólogo explica que en esta temporada hay más horas de sol y eso hace que se active la producción de oxitocina (la llamada “hormona del placer”) a través de las células de la piel. “La Luz estimula la hipófisis, que libera otra hormona sexual, la testosterona (que mejora la virilidad y las erecciones) y aumenta el deseo sexual. Si añadimos que en verano sudamos, liberamos feromonas a través del sudor, eso nos da más deseos de tener sexo”, recalca.

El deseo entra por los ojos

También es importante que sepa usar el tiempo libre para generar alternativas posibles para el encuentro erótico, usar ropa sexy y ligera hará que la pareja se sienta seducida, el coqueteo nunca pasará de moda si lo que desea es recuperar la pasión sexual de su pareja.

“Tenemos que abrir los canales sensoriales. Recuperar los recursos olvidados de la conquista: la mirada, el humor, la insinuación, la seducción, las caricias, las paseos y las ‘escapadas’ solos”, agrega Espino.

Lea: Curiosidades sobre el orgasmo femenino y masculino

Todas las obligaciones se convierten en otras: disfrutar, descansar, ser felices. En vacaciones queremos que todo sea agradable y placentero, por lo que estamos más predispuestos a disfrutar al máximo, sobre todo de la pareja.

Consejos

Durante el verano existe una mayor predisposición a desatar la pasión y darle rienda suelta a las fantasías sexuales, pero debe tener cuidado.

Sexo al aire libre. Disfrutar de la naturaleza cuando sale de vacaciones es normal, pero deberá evitar el exhibicionismo al tener sexo al aire libre, recuerde que los niños también están de vacaciones.

Infecciones. Tener sexo bajo el agua puede ser divertido y todo un reto, pero el sexólogo afirma que las piscinas tienen porcentajes de cloro u otros desinfectantes, evite poner sus partes íntimas en contacto directo con estas aguas, ya que puede ocasionar una infección.

Otros factores

Si pensamos en un sinónimo de vacaciones de verano es posible que el primero sea “disfrutar”. Y para conseguirlo, una gran forma de aumentar el placer es a través del sexo, pero existen otros factores además del sol y las hormonas que ayudan a incrementar el deseo sexual.

1. Oscar Espino refiere que el aumento en la ingesta de alimentos también construye a tener mayor deseo sexual durante el verano.
“La comida aumenta los niveles de oxitocina en la sangre, si vamos al mar o a la playa siempre vamos bien equipados con los alimentos y frutas y algunas de estas incluso resultan ser afrodisíacas”, añade.

2. El ejercicio físico también ayuda a que tengamos más disposición a estar íntimamente con nuestra pareja, ya que el ejercicio mejora el estado de salud.

3. Evite las discusiones, el verano es la estación más propensa a los conflictos de pareja. Es muy importante que evite las discusiones en pareja.
“Olvídese de las obligaciones, no piense más en el trabajo y en la rutina que este incluye, solo relájese y déjese llevar por la pasión y el deseo”, aconseja Espino.

4. Planee salidas que ayuden a estar juntos. Evite el exceso de reuniones sociales “para cumplir”.
5. Rompa con la rutina sexual: darse todo el tiempo para el juego previo, ser espontáneos, verbalizar fantasías, incluir juguetes sexuales, etc.

6. Recupere el buen humor. Una dosis de risas relajará el cuerpo y producirá una sensación de bienestar, lo cual permitirá una mayor conexión en la relación.

...

Notas Relacionadas