Selección de Futbol de Nicaragua endereza a tiempo y vence a Cuba en partido amistoso

Aparentaba ser una noche amarga, pero terminó en todo lo contrario. Ganó Nicaragua tres goles a uno a Cuba, tal como había sido calculado.

JUAN BARRERA (11) abraza a Carlos Chavarría para celebrar el tercer gol de Nicaragua, Los otros dos son Daniel Cadena (9) y Luis Galeano (10). HOY/ Roberto Fonseca

Aparentaba ser una noche amarga, pero terminó en todo lo contrario. Ganó Nicaragua tres goles a uno a Cuba, tal como había sido calculado. Jaime Moreno dejó en claro su aspecto frío para marcar y luce efectiva la reconciliación. Juan Barrera dijo “aquí estoy” y Carlos Chavarría se metió hasta el fondo para aportar su grano de arena.

Tocaba Nicaragua pero no tenía ideas para más en los primeros minutos. El balón circulaba como en un redondel, de media cancha hacia abajo, sin saber cómo ir a la portería cubana. La cuestión es que los isleños, en un acto de arquitectura perfecta, armaban rápido y causaban peligro yendo en vertical, rompiendo las redes con la defensa nica floja al minuto 12 por medio de Yordan Santa Cruz.

Cruz quebró a Josué Quijano tras recibir un globito y encarando a Justo Lorente, arquero de Nicaragua, logró poner arriba a Cuba, invocando una noche caótica para los nuestros. “¿Cuándo despiertan?”, a lo mejor se preguntaba el técnico Henry Duarte, que no veía identidad en el juego ni teniendo a su plana mayor.

El peso encima del gol en contra se sentía, siendo Cuba mejor en proyecciones y llegadas. No obstante, en un tramo de cinco minutos, siendo los momentos de oro el 34 y el 39, Chavarría pisó el acelerador por la banda derecha, recibiendo un paso de Luis Manuel Galeano, jaló consigo a un defensor y escabulló el balón detrás del portero cubano para el 1-1.

Quijano tendría que ver luego en el tanto de Jaime Moreno, pues centró al área, el balón rebotó en la cabeza de Barrera y el del Atlético Malagueño la empujó a las redes con un toque de derecha, dejando la trayectoria fuera del rango del portero. Era el 2-1 y el tiempo de quitarse cargas de encima.

Otro rostro

Tras el descanso, con más confianza, como un equipo en su propio carril, Nicaragua encontraría buenas ocasiones a través de Galeano, en el desborde de Barrera, en la frialdad de Moreno, calzando el juego en engranaje a través de los toques y arranques en velocidad.

Al 71, en una escena de antología, Quijano se unió a Chavarría en profundidad por la banda derecha, el primero sacó un centro en diagonal hacia Moreno, este agregó su pierna y el balón buscó a Barrera, con el portero ya vencido,
“El Iluminado” llegó al cierre para el 3-1.

Con el control tomado, Duarte sacaría a sus “hombres gol” para ser ovacionados y darle minutos a la nueva camada. Así fue el primer partido entre Nicaragua y Cuba, a la espera del segundo el sábado, en el mismo Estadio Nacional.

...

Notas Relacionadas