Sikilta se quedó a la espera del agua

Las mujeres caminan en busca del agua

comunidad, agua, siuna, pobladores, proyecto, autoridades

Las mujeres de la comunidad cada mañana caminan hacia el río para buscar agua. HOY / José Garth

HOY / Siuna

La comunidad indígena mayagna de Sikilta, ubicada en el corazón de Bosawas, continúa esperando la conclusión del proyecto de agua potable el cual inició en 2014, explicaron los líderes comunitarios.

La comunidad indígena está ubicada a 9 kilómetros de Siuna. En un costado de la iglesia morava se puede observar un enorme rótulo que anuncia que el buen vivir avanza con una primera etapa del proyecto de agua potable por gravedad. Pero la realidad es otra, el proyecto cuyo costo ronda los 1.7 millones de córdobas no se terminó.

La primera etapa del proyecto consistió en la construcción de una pila, declaró Dionisio Jarquín Gutiérrez, líder del gobierno Territorial Mayagna Sauni Bas.

“En ese momento la entonces gobernadora y diputada Evelin Taylor Irías hizo la primera fase y en la segunda fase ya el proyecto no se pudo ejecutar, en el plan territorial dejaron claro que el agua para consumo es del caño Tipilma, pero el proyecto lo hicieron al revés, pues la pila fue construida a medio camino”, comento Jarquín Gutiérrez.

Los líderes comunitarios están preocupados porque hay contaminación del río Uly, que es el principal fuente de agua para la comunidad y para la población de Siuna y otras zonas ubicadas en la ribera del río, debido a la invasión de los colonos.

El líder comunitario dijo que en la segunda fase construyeron un pozo que nunca tiene agua y no lo usa la comunidad.

...

Notas Relacionadas