Enfermera y sujeto enviados a juicio por secuestro de bebé

Defensa tratará de demostrar que la mamá de la niña supuestamente la entregó voluntariamente y sin dinero a cambio

Enfermera

La enfermera será llevada a juicio programado para el 4 de mayo. HOY/Alina Lorío

HOY/Nueva Segovia

A juicio fueron remitidos la enfermera auxiliar Jessica Flores Rivas y el joven David Uriel Maradiaga Talavera, procesados por el secuestro simple de una recién nacida de la comunidad El Olingo, en Quilalí, Nueva Segovia, ocurrido el pasado 1 de marzo.

La juez de Audiencia en Nueva Segovia, Marbely Blandón, les mantuvo la prisión preventiva a los procesados.

El juicio fue programado para el 4 de mayo a las 9:00 a.m., pero un día antes —a solicitud de la defensa técnica— realizarán una audiencia preparatoria “por considerar que hay prueba ilegal que deberá ser excluida del juicio”, indicó el abogado defensor de Jessica Flores, Gabriel Díaz.

Detalló que esa prueba consiste en un estudio informático de los celulares de los acusados realizado por la Policía Nacional con autorización de un juez no competente en la causa.

Insistió en que su papel será demostrar en el proceso que Leslie Morán, madre de la niña de 21 días de nacida (actualmente), entregó el pasado 1 de marzo a su hija por voluntad propia y sin dinero a cambio.

“Jamás se dice en las pruebas del Ministerio Público que la procesada llegó vestida de enfermera”, recalcó.

Manifestó que otros testigos dan fe que la niña fue entregada a las 7:30 a.m. del 1 de marzo y que a la 1:00 y 1:30 p.m. la ahora procesada le hizo a la mamá de la niña dos llamadas para decirle que no se preocupara porque la bebé se encontraba muy bien. “Se intercambiaron números de celular, eso indica que no hubo tal secuestro”, enfatizó Díaz.

...

Notas Relacionadas