Cómo es la forma correcta de instruir a los niños en una religión

De acuerdo con el padre Rodrigo Urbina Vivas la religión no es tradicionalismo, es más bien un modo de vida en la que los padres deben integrar a sus pequeños

Ser padres los hace responsables no solo del cuidado de sus hijos sino también de la educación espiritual que estos reciben desde que están en el vientre materno. Instruir a los niños para que tengan una relación con Dios es primordial para que sus valores se fortalezcan y estos le ayuden a lo largo de su vida.

Es por eso que resulta tan importante llevar a los hijos a tener una verdadera relación con Dios, una amistad real y genuina que le dé bases sólidas para crecer con principios de amor, misericordia y verdad en el corazón.

Una labor que no será completa si los padres no se involucran presentando un modelo adecuado a los niños donde esté implícita la oración, la búsqueda y la lectura de la palabra, pues no olvidemos que los niños que aprenden a orar desde pequeños pueden desarrollar una vida de oración poderosa y efectiva mejor que los niños a quien no se les enseña.

Predicar con el ejemplo

De acuerdo con el padre Rodrigo Urbina Vivas la religión no es tradicionalismo, es más bien un modo de vida en la que los padres deben integrar a sus pequeños desde que están en el vientre. “El medio más importante para transmitir la fe es sin lugar a dudas la familia, es ese santuario de amor donde todos cimentamos una raíz para toda la vida”, explica el párroco.

La mayoría de los padres se esfuerzan por ser buenos proveedores. Pero Dios quiere que los padres provean mucho más que las necesidades básicas de una vida física. Desea que también sean capaces de aportar el alimento espiritual que se requiere para llevar una vida correcta, que produzca como resultado la vida eterna.

“La mejor manera de instruir a los niños a tener una relación con Dios, definitivamente es el ejemplo, pero no solo se trata de que me vean que voy a la iglesia, sino de que vean y valoren las obras que hago, la relación que tengo con los demás con mi prójimo por ejemplo”, aconseja Urbina Vivas.

Si aprende a hacer esto con sus hijos se sentirá enormemente inspirado y recompensado al ver cómo sus hijos aprenden y crecen espiritualmente.

Lea: ¿Tiene niños con síndrome de hiperactividad?, ¿qué debe hacer?

¿Cómo enseñarles?

Ora en voz alta durante el embarazo: nuestros pequeños escuchan nuestra voz todo el tiempo, es importante que el momento que le dediques a la oración esté lleno de tranquilidad.

Llévalo a misa: la recomendación del párroco es que lo lleves a misa cada domingo, tal como tú y tu familia lo solían hacer antes de su nacimiento.

Reza con ellos en las noches: puede ser junto a su cama o cuna, ponte de rodillas y ora todos los días antes de dormir.
Enséñale a bendecir los alimentos: el desayuno, el almuerzo o la cena pueden ser escenarios perfectos en los que le enseñes a tus hijos que hay que dar gracias por todo lo que Dios nos permite tener, incluyendo la comida que llega a la mesa.

Técnicas

Hazlo divertido. A su edad es normal que solo piensen en jugar así que utiliza herramientas como películas y libros de cuentos para enseñarles de Dios. Compra películas con historias de la Biblia como El Arca de Noé, David y Goliat, El Buen Samaritano, El

Hijo Pródigo, entre otras. Existen también muchos libros que le cuentan a los niños las historias de la Biblia y son para colorear, además puedes comprarles la Biblia de los niños.

...

Notas Relacionadas