Columna veterinaria: Picaduras causa de estrés en las vacas

Pobres de mis amigas las vacas, ¡sí parece que no las quisiéramos!

Pobres de mis amigas las vacas, ¡sí parece que no las quisiéramos! Nos dan su carne, nos dan su leche, nos dan hasta el cuero para nuestro calzado, vestimenta y otras cosas suntuarias, nos dan tantas cosas, ¡y nosotros las tratamos definitivamente mal!

Mas allá de una caterva de alienados insensibles a las emociones y sentimientos de los animales, que, insisten tercamente en alimentar a las pobres vacas (animales definitivamente herbívoros, o sea, comedores de pasto), con materia fecal o heces de gallina o de pollo, con aceite quemado de las fritangas, con ácido fosfórico (excedente tóxico de las gaseosas), entre otras yerbas, hay otro grupo, igual o peor, que insisten en lo que llaman inversión o tecnología, incorporando a sus sistemas productivos las “picadoras de pasto”.

¿En qué consiste la inversión tecnológica? En una máquina, fácil de adquirir e incorporar por su bajo precio y reducido tamaño, que con solo un mínimo gasto de combustible procesa el pasto o zacate que se le pone por un extremo convirtiéndolo en pedazos pequeños.

Se supone que el objetivo es mejorar las posibilidades de digestión de las fibras vegetales por parte del animal. Los rumiantes, que así se les dice porque rumian, es decir, mandan el alimento desde el estómago nuevamente a la boca para volver a masticarlo y triturarlo, precisan, en su primero y gran estómago, el rumen (por si no lo saben, los rumiantes tienen cuatro estómagos, o cuatro proventrículos, o como se les quiera llamar), que ingresen fibras vegetales largas, de mas de 20 cm, para que rocen las papilas receptoras que tienen en su porción dorsal, iniciando con esto el movimiento de los preestómagos por reflejo nervioso.

Si yo les doy pasto picado, no hay fibras que rocen las paredes… por lo tanto no hay movimiento… o muy poco… y si no hay movimiento, no hay digestión. Por otra parte, al estar picado, los preestómagos van a clasificar el material como ya digerido, permitiéndole el paso hacia los intestinos sin digerir, por lo que pierdo la inversión en alimento.

Lea: ¿Qué es la eutanasia?

Como si esto fuera poco, el productor aprovecha la picadora para picar pasto que la vaca normalmente no comería, las partes encañadas de la pastura, pensando con esto aprovechar todo, sin darse cuenta que se está pasando de fibra bruta, que lo único que logra es enlentecer la digestión y adelgazar al animal. Sea bueno con sus animales, después de todo, dan todo de sí por usted, deles pasto, normal, sabroso, verde, sin picar, y coloque su picadora en el jardín, como adorno.

Decano de la Facultad de Ciencias Agrarias,
UCC y presidente de la Fundación A.Mar.Te. Teléfono: 8852-1488
correo: enrique.rimbaud@ucc.edu.ni

...

Notas Relacionadas