Roban cadáver en Managua y lo velan y entierran en Chinandega

Tres sujetos aprovecharon que esposa se estaba bañando para irrumpir por la fuerza en la casa y sacar el cadáver que estaba en una cama

Los tres acusados ayer durante el juicio junto a su abogado. Felipe Alvarado (al centro de los acusados) era hijastro de la víctima. Los tres son acusados de profanación de cadáver y otros delitos.HOY/Alejandro Flores

HOY

Tres sujetos están enfrentando juicio debido a que la Fiscalía los acusa de sustraer el cadáver de Carlos Leonardo Serrano, de 68 años, de una vivienda del barrio Martha Quezada, en Managua, y lo llevaron a velar y enterrar a Chinandega.

Los acusados son Felipe Anastasio Alvarado Espinoza, quien era hijastro del occiso; José Luis Martínez Espinoza, de 43, y Erling Espinoza, de 39, todos habitantes del barrio El Rosario, Chinandega.

El juicio contra los tres procesados inició ayer en el Juzgado Cuarto Local Penal de Managua, de la titular Alia Dominga Ampié.

José Luis es acusado de los delitos de profanación de cadáver, hurto simple y violación de domicilio, mientras que Felipe y Erling son procesados de profanación de cadáver y violación de domicilio en perjuicio de Serrano y Norma Patricia González Espinoza (esposa del fallecido).

COMO QUE IBA DORMIDO

Según la Fiscalía, la muerte de Serrano fue natural y a eso de las 7:00 de la mañana del 27 de junio de 2017, los tres acusados a bordo de un carro, placa CH 27024, llegaron al barrio Martha Quezada, de la capital, donde el cadáver estaba en una cama debido a que preparaban la vivienda para realizar la vela.

En su declaración que brindó ayer Norma González —esposa del fallecido—, ante la juez, dijo que ella estaba en el baño cuando los sujetos llegaron a su casa, forzaron la puerta y sacaron el cadáver de su esposo y lo llevaron hasta el carro y lo sentaron en los asientos traseros para simular que iba dormido.

Norma dijo que cuando los acusados cargaban el cuerpo del cuarto hasta el carro, lo dejaron caer y le golpearon fuerte cabeza contra una de las puertas del vehículo; expresó que ella abrazó el cuerpo de su

cónyuge cuando los sujetos lo tenían dentro del automóvil, pero a ella la sacaron por la fuerza y se llevaron el cadáver a Chinandega, donde lo velaron y enterraron.

La testigo expresó que antes que los sujetos se fueran del lugar, el acusado José Luis entró de nuevo a la vivienda y se apropió de una mochila en cuyo interior había unas copias de una escrituras sin inscribir de una propiedad que tenía Serrano en Chinandega; también había alhajas, 500 dólares en efectivo y otras pertenencias.

En el juicio, también declaró Isabel Parrales, vecina de Norma, quien reconoció en juicio a los acusados como las personas que sacaron el cadáver de Serrano de la casa y se lo llevaron en un carro.

El próximo 23 de marzo de 2018, continuará el juicio contra los tres acusados.

...

Notas Relacionadas