Las mujeres de la comunidad de Cerro Largo

La mayoría sale a vender ambulante para llevar el sustento a sus familias

mujeres, cerro largo, comunidad, boaco, venden, ambulantes, mercado

esde hace 25 años doña Graciela vende quesillo para apoyar el sustento de su familia, que vive en la comunidad Cerro Largo, Boaco. HOY / Melvin Rodríguez

HOY / Boaco

Todos los días, Graciela Paz Vivas baja de la comunidad Cerro Largo hacia la ciudad de Boaco a vender quesillo que ella elabora. Con su pana sobre su cabeza camina a paso a ofrecer su producto.

“Mi trabajo es el quesillo que vendo, todo eso para llevar el sustento a la casa”, relató la pobladora.
Como ella un nutrido grupo de mujeres recorre las calles de Boaco con sus panas o baldes sobre la cabeza, donde cargan sus ventas ambulantes, principal sustento de su familia y uno de los pilares económicos de dicha comunidad.

Según Paz Vivas, la mayoría de las comerciantes ambulantes de Boaco son las mujeres de esta comunidad, quienes ofrecen quesillo, pinol, pinolillo, tamal pizque, pozol, cuajadas, huevos, güirilas, yoltamales y hasta leña.

“Nosotras pasamos muchas dificultades, más en el invierno con los caminos y en el verano con el solazo (…) andamos a pie desde aquí (hasta Boaco) son cuatro kilómetros que caminamos, a veces regresamos en el bus, pero es muy cansado (…) nos toca duro, pero qué le vamos a hacer”, describió la vendedora, cuyo sueño es tener un terreno en la ciudad.

Distribución en el hogar

En ese mismo trayecto, que hacen a pie todos los días, camina Julia Lira, quien día de por medio alterna su venta entre quesillos y la leña que logra cortar junto a sus diez hijos.

“Aquí las mujeres ayudamos bastante a nuestros maridos, porque los dos hicimos la familia y el hogar y por eso hay que apoyar, para mí es importante porque todos tenemos esa responsabilidad”, reflexionó la pobladora sobre su contribución al hogar.

Una de las dificultades de estas comerciantes es que el bus que recorre esa ruta solo hace dos viajes a la comunidad, el primero temprano en la mañana, el cual no pueden tomar, porque aún se encuentran preparando sus mercaderías, por lo cual deben hacer el trayecto a pie; el segundo viaje se hace por la tarde, cuando todas regresan de vender en la ciudad.

De acuerdo con Santos Suazo, profesor y uno de los líderes de la localidad, esta comunidad está compuesta por unas 70 casas, que albergan unas 107 familias, de las cuales aproximadamente el 80 por ciento de las mujeres salen de la comunidad a ofertar sus productos.

“La mujer es la base fundamental del hogar y la familia y en esta comunidad en particular también es la base de la economía de la comunidad, porque aquí no se depende de la agricultura como en otras comunidades, se depende de los pequeños comercios, los hombres salen lejos a trabajar y ellas son las encargadas del hogar, pero también del comercio”, refirió.

Mujeres marchan
Miles de nicaragüenses, mayoritariamente mujeres, se manifestaron ayer en las calles de Managua para realizar la denominada huelga internacional por el Día de la Mujer, que busca ir en contra de la violencia machista y la injusticia.

“Es la huelga de todas las mujeres del mundo. Hoy todas las mujeres del mundo estamos en las calles demandando no más violencia contra nosotras”, dijo la activista de la organización Católicas por el Derecho a Decidir Magaly Quintana.

...

Notas Relacionadas