Beatriz Rizo logró coronar el sueño de tener su propio negocio

Una mujer capitalina entusiasta y ejemplar

Doña Beatriz trabajando en su salón de belleza. Foto: Mariela González.

Un negocio que ha sobresalido por la calidad en su atención es Salon Beas Nails, un lugar donde sus sueños para lucir bella se hacen realidad. Pero en medio de las 4 paredes de este local se encuentra a la cabeza Beatriz Rizo, quien ha sabido salir adelante a pesar de las dificultades, ella es una mujer emprendedora que inició planchando ropa ajena para poder ver realizado hoy lo que para ella era un sueño: tener su propio salón de belleza.

Muchas necesidades rodeaban la vida de Beatriz y su familia, cuenta que se crió con su abuelita quien le enseñó a ganarse la vida honradamente. “En la mañana iba a la escuela y por las tardes trabajaba planchando para ayudar económicamente a mi familia.

Tenía una tía que trabajaba en un salón de belleza, yo entré a trabajar a este lugar de asistente de limpieza, pero por las noches planchaba para generar más ingresos, al año pasé a ser responsable de caja en el negocio”, relata.

Doña Beatriz trabajando en su salón de belleza. Foto: Mariela González.

Cambio de vida

Meses después de estar trabajando en el salón aprendió a hacer manicure y pedicure y sintió que eso era lo que a ella le gustaba. Pasó de cajera a estilista.

“Siento que no viví mi niñez, porque me convertí en una mujer desde temprana edad por la carga de responsabilidades que tenía”, asegura.

Lea: ¿Cómo debe prepararse una pareja para la llegada del primer bebé?

Beatriz se especializó en acrílicos y el número de clientas que la preferían cada vez eran más, tanto que empezó a atenderlas a domicilio. Beatriz coronó su carrera como administradora de empresas y venció muchos obstáculos hasta lograr coronar su sueño con la ayuda de Dios y de su esposo.  Es propietaria de uno de los salones más prestigiosos en la capital y genera 35 empleos a mujeres como estilistas.

...

Notas Relacionadas