¿Qué es la eutanasia?

¿Qué es la eutanasia? ¿Cuándo tomar la decisión? ¿Cuándo se aplica? ¿Quién debe aplicarla?

 

HOY

¿Qué es la eutanasia? ¿Cuándo tomar la decisión? ¿Cuándo se aplica? ¿Quién debe aplicarla? No sé si afortunadamente o lamentablemente vivimos en un mundo globalizado, donde las redes de información y las redes sociales nos mantienen íntimamente ligados y actualizados de todo lo que pasa y se siente en el orbe… no obstante, siento a veces que esta vorágine de comunicación e intercambio nos va lentamente despojando de los valores y ética a que el ser humano está obligado y acostumbrado indistintamente sea su etnia, geografía, credo o filosofía.

Recuerdo cuando era niño a los seguidores del movimiento hippie pregonar la llegada de la era de Acuario, una era de amor y paz en la sociedad, que aparentemente sería el siglo XXI, a los cobardemente asesinados Ernesto “Che” Guevara y Salvador Allende pregonar sobre el “hombre nuevo”, el hombre del siglo XXI, y hoy, ya en pleno siglo XXI, no me siento en la era de Acuario, y no me siento rodeado de hombres nuevos amantes de la paz y la libertad.

La globalización ha afectado mentes y corazones, ha desvirtuado los valores, y ha aumentado la sociedad de consumo antes que la sociedad de paz, el consumismo desenfrenado e insustancial antes que el goce y disfrute de los derechos y libertades.

Un animal, una mascota, antes que nada, es un ser vivo, un compañero, alguien que elegimos para que forme parte de nuestra familia, para toda la vida. Pero, ¿qué es la eutanasia? Eutanasia (del griego “eu” y “thanatos”, que significa “buena muerte”) es la acción u omisión que acelera la muerte de un paciente desahuciado, con su consentimiento, con la intención de evitar sufrimiento y dolor. La eutanasia está asociada al final de la vida sin sufrimiento.

Cansado estoy de recibir dueños de mascotas que me plantean “poner a dormir” su mascota porque ya no la quieren tener, porque se aburrieron, porque no quieren que sufra (y la mascota tiene una afección o padecimiento perfectamente tratable o curable), porque quieren comprar otra raza, porque está viejo (y recién está a la mitad de su vida), etc.

Pero para que no piensen que son inventos míos, vayamos a uno de los documentos más bonitos de Nicaragua, la Ley 747 de Protección y Bienestar Animal, ley excelsa, que lamentablemente a la Asamblea Nacional no le interesa reactualizarla y discutir su reglamentación.

El Art. 9, Inciso 5, Ley 747 de Protección y Bienestar Animal dice: “Todo animal que el ser humano ha escogido como compañero tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural. El abandono de un animal es un acto cruel y degradante”.

El Art. 45, Ley 747 de Protección y Bienestar Animal dice: “La eutanasia animal será aplicado solo bajo las siguientes condiciones: a. Cuando el animal no pueda ser tratado por tener una enfermedad terminal o incurable; b. Cuando el animal esté en sufrimiento permanente, sea físico o psicológico; c. Cuando sea agresivo y no pueda ser nuevamente socializado bajo ningún método establecido; d. Cuando sea la única opción para una mascota que suponga un riesgo epidemiológico real y confirmado técnicamente de enfermedad zoonótica grave”.

No lo digo yo, lo dice la misma ley, así que antes de tomar una decisión tan grave como esta, pensemos, reflexionemos, miremos con el corazón y hagamos lo que tenemos que hacer, ¡Respetemos la vida!

Decano de la Facultad de Ciencias Agrarias,
UCC y presidente de la Fundación A.Mar.Te. Teléfono: 8852-1488
correo: enrique.rimbaud@ucc.edu.ni

...

Notas Relacionadas